Comprar una casa sobre plano: todo lo que debes saber

|

Architecture 1857175 1920


A medida que el mercado inmobiliario va madurando, comienzan a aparecer algunas soluciones que antes no estaban allí, y que tienen tanto ventajas como desventajas, aunque quienes las impulsan suelen publicitar sólo las primeras, lo que acaba por perjudicar a muchos clientes inocentes.


Un buen ejemplo de esta realidad que mencionamos es el de la compra de las casas sobre plano. Como no todo el mundo dispone del dinero necesario para adquirir una vivienda terminada, algunos recurren a esta opción, que no debe ser descartada bajo ningún punto de vista, pero tampoco considerada la única alternativa posible, y menos apresurarse a cerrar la operación.


Esta fórmula de adquisición, que se ha popularizado en los últimos años, no es para todo el mundo, sino sólo para quienes conocen cuáles son sus beneficios, y los riesgos a los que se exponen. Veamos así varias de las claves que deberías tener en cuenta en estas situaciones, adelantándote desde ya que la contratación de abogados especialistas en defectos de construcción es el modo más fiable de cerrar una transacción de este tipo. Lo demás te ayudará a detectar potenciales peligros.


¿Qué saber antes de comprar una casa sobre plano?


Precaución e información


Estos procedimientos que involucran tanto dinero, y por ende tanto esfuerzo, no pueden ser tomados a la ligera. Debes ser precavido y mantenerte informado acerca de las condiciones del proyecto, plazos de entrega programados y reclamaciones en caso de incumplimiento, pagos, etc.


Contrato de seguro de caución


Lo primero que te sugerirá el abogado que te esté asistiendo es que incluyas un seguro de caución. De este modo, tendrás una garantía adicional sobre tu próximo hogar, mediante una fórmula que supone la devolución de los montos entregados, por si nunca recibiéramos el inmueble.


Cumplimiento de las exigencias de calidad


Todas las viviendas en construcción tienen que cumplir algunas exigencias de calidad mínimas. Debes encargarte de revisar su cumplimiento, repasar cuáles son las obligaciones firmadas por los responsables del proyecto, y que se hayan hecho las adaptaciones necesarias para hacer caso a normativas sobre habitabilidad, eficiencia y accesibilidad, entre otros parámetros.


Derecho a la personalización de la vivienda


Que no estés tú mismo verificando la construcción de la casa, no quiere decir que no tengas derecho a decidir acerca de ella. Sin ir más lejos, te asiste el derecho a la personalización de la vivienda.


Puedes ir corrigiendo detalles con los que no estés satisfecho a medida que la obra avanza, en lo que respecta a la delimitación de espacios internos, como a la elección de muebles, accesorios y demás.


Todo esto debe figurar en el contrato, para eventualmente poder denunciar un incumplimiento.


Analiza meticulosamente antes de la entrega


Una vez que te hayan entregado la vivienda no tendrás mucho más para decir, así que aquella queja que quieras expresar, deberás expresarla antes de que se firmen los papeles definitivos del proceso.


Tienes que revisar meticulosamente cada cuestión concertada, y el plazo que te queda para reclamos de cara al futuro, que es distinto para habitabilidad, defectos de acabado y otros muy comunes.

Comentarios