Red Purple Black

Salamanca quiere convertirse en una ciudad con eficiencia energética

PDFImprimirE-mail

Salamanca es una de las provincias de España que está queriendo apostar por un cambio radical a favor del medio ambiente. Algunas de las acciones para hacer esta ciudad más ecológica, es fomentar la creación o remodelación de los edificios. De esta manera, poderlos dotar de sistemas de eficiencia energética. ¿Qué puede hacerse en Salamanca?

Lograr eficiencia energética en Salamanca: ¿es posible?

Dentro de la ITE (Inspección Técnica de Edificios) se contempla la evaluación del sistema energético de las infraestructuras. Según el Decreto Real 235/2013, es obligatorio que se expida a los edificios un certificado de eficiencia energética. Por otra parte, el Código Técnico de Edificación establece los parámetros mínimos que se requieren en los edificios en materia energética.

Más del 40 % de los edificios en Salamanca fueron construidos en un período previo a las ordenanzas sobre el ahorro energético. Por eso, el Ayuntamiento de esta Comunidad está promoviendo estrategias que permitan dar impulso a la renovación de viviendas y edificios en pos de la mejora energética.

Edificios de bajo consumo energético

Lograr que un edificio sea eficiente en sentido energético amerita evaluar y quizás reestructurar algunos factores. Saberlo es posible al calcular cuánta energía consume el edificio estando en uso.

Un perito puede hacer este cálculo, y emitirá una calificación energética. Lo ideal es que los edificios se clasifiquen tipo “A”, lo que implica un consumo menor en energía. De hecho, un edificio en esta clasificación puede lograr un ahorro de hasta 90 %, en comparación a las clasificaciones más bajas.

En la actualidad, los arquitectos e ingenieros están apostando por crear viviendas ecológicas que ahorren energía. Pero antes hemos dicho que casi el 50 % de los edificios en la comunidad son viejos: ¿es posible mejorarlos?

Cómo hacer que un edificio viejo sea más eficiente en materia energética

Las edificaciones antiguas pueden mejorarse de tal manera que se mejore su clasificación energética. Por ejemplo, algunos han decidido hacer renovaciones en materia de aislamiento, lo que puede llegar a ahorrarles hasta un 50 % del consumo de energía que se gasta en climatización.

Gracias a la tecnología, también es posible hacer uso de sistemas de iluminación con energía renovable. De esta manera, no solo se disminuye el consumo energético en los edificios, sino que se colabora con el ambiente al disminuir la emisión de gases tóxicos. También, algo tan simple como cambiar la iluminación a bombillas LED, que bajan el consumo de energía.

Otras formas prácticas para hacer cambios en materia energética es cambiando ventanas para disminuir la entrada de aire frío, lo que descendería el consumo en calefacción. Además, crear espacios que permitan que se pueda hacer uso más prolongado de la luz natural. De esta manera, la factura eléctrica puede disminuir al usar menos luz artificial.

Para lograr los planes de hacer de Salamanca una ciudad ecológica y eficiente en materia energética, es necesario hacer cambios. No solo al crear nuevos edificios; también, al modificar aquellas infraestructuras que fueron construidas hace más de 40 años y cuyas instalaciones suponen un elevado costo en energía.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 139 invitados conectado(s)