5 claves para entender mejor el alcance del Big Data

Imprimir

Viernes, 13 de Noviembre de 2020 00:23

A estas alturas, es indudable que el Big Data llegó para quedarse, y que muchas de las compañías más importantes del mundo, como así también gobiernos, lo utilizan para poder controlar y predecir mejor el comportamiento del público, como sólo una de sus grandes ventajas y usos.

Pero más allá de esto, muchas veces no termina de quedar claro cuáles son los modos a través de los cuales la recolección y análisis de datos masivos puede modificar el planeta y nuestras vidas así que, en las siguientes líneas, intentaremos repasar algunas claves que permiten entender mejor cuál es el alcance del Big Data, y que podemos esperar de él en el futuro.

Más y mejor información

Como decíamos al comienzo, una de las mejores formas de aprovechar el Big Data es de cara al estudio de los clientes de una empresa, ya que permite contextualizar sus acciones a partir de determinados rasgos, descubriendo por qué actúa como actúa.

Y si las dinámicas sociales son absolutamente cambiantes, disponer de toda esta información y estar al tanto de las últimas novedades en la materia es fundamental para una correcta interpretación de los datos, como dejan en claro las constantes noticias del sector que recoge TopBigData.

Mejorar la eficiencia de los servicios y productos

En segundo término, saber más en profundidad qué es lo que pretende un cliente o lo que necesita un ciudadano, permite a las marcas y estados tener mejores perspectivas sobre los pasos que deben llevar adelante, haciendo más eficientes los procesos de desarrollo de productos o servicios, como así también la búsqueda de soluciones para los vecinos.

Modernización de la arquitectura de datos.

Aunque algunas de las estadísticas que recoge el Big Data ya formaban parte de los planes estratégicos de las grandes compañías a nivel mundial hace años, lo que ha cambiado, sobre todo, es la forma en la que se abordan estos problemas, sirviéndose de métodos tan nuevos y transformadores, que permiten que un dato perdido pueda cambiarlo todo.

Hacer relevante lo minúsculo

Justamente en este último sentido, una táctica orientada al análisis pormenorizado de todos los datos, puede suponer un giro completo en el medio plazo, obligando a los expertos en marketing y producción a variar su concepción de los productos o servicios, por aquellos nuevos hacia los que el público parece comenzar a inclinarse lentamente. La versatilidad, por tanto, es un pilar básico.

Todos somos analistas

Si bien la potencia en torno al Big Data a la que tenemos acceso no es la misma dependiendo de dónde nos encontremos, lo cierto es que, incluso los usuarios menores tenemos la posibilidad de observar métricas y sacar conclusiones que afecten nuestros emprendimientos.

En la era del Big Data, somos todos un poco analistas y estamos siempre expuestos al ensayo y error que nos permite comprender mejor cuáles son las campañas que funcionan y cuáles las que no.

Por eso es importantísimo seguir las novedades que van surgiendo a través de fuentes confiables.