Red Purple Black

A pesar de las condiciones climatológicas, la octava edición de la Ruta Vetona fue un auténtico éxito

PDFImprimirE-mail

La edición más esperada de la Ruta Vetona se convirtió en realidad este fin de semana. Tras meses de preparativos, acondicionamiento y limpieza de tramos en mal estado, un riguroso protocolo COVID y el incesante trabajo por parte del Ayuntamiento de Béjar, el evento más carismático de la comarca salió adelante. Lo hizo además con récord de participación al lograr reunir a 1.450 deportistas en las cinco modalidades que ofrecía el programa.

Para su regreso el evento castellanoleonés añadió dos nuevas pruebas a su oferta: la MiniVetona de 15 kilómetros para los corredores y la MiniVetona MTB de 31 kilómetros para los ciclistas de montaña. Ambas pruebas tuvieron una gran acogida, al igual que la modalidad BTT de 100 kilómetros, la más solicitada del evento. Los corredores de larga distancia pudieron elegir entre el clásico Maratón Vetón, de 42 kilómetros, o la durísima Ultrafondo, de 100 kilómetros a recorrer a pie.

Todo comenzó a tempranas horas en el recinto ferial de Béjar, epicentro organizativo de la Ruta Vetona acogiendo la salida y la meta de todas las carreras. Los participantes tuvieron que hacer uso de la mascarilla y del gel hidroalcohólico, mantener la distancia interpersonal y adaptarse a las salidas escalonadas, una de las medidas esenciales del protocolo para evitar las clásicas aglomeraciones en los cajones de salida.

Desde primera hora de la mañana las temperaturas fueron muy altas. Quizá demasiado. Los más veteranos del evento no recuerdan una edición con un calor tan severo como el sufrido en la jornada del sábado, rematado por una fuerte tormenta a última hora de la tarde.

A pesar de las condiciones climatológicas, la octava edición de la Ruta Vetona fue un auténtico éxito deportivo y organizativo. Además, la presencia de público en numerosos puntos clave convirtió a la comarca de Béjar en una fiesta deportiva como hacía tiempo no se vivía en esta tierra.

Con un total de 1.500 euros a repartir en premios entre los ganadores, los deportistas de mayor nivel salieron desde el principio con el objetivo de meterse en el podio. Si bien las tres modalidades competitivas estuvieron reñidas hasta los compases finales, las victorias cayeron en manos de Jorge Dueñas y Eva Ortega en la modalidad BTT; Álvaro Luna y Ana Cristina Constantin en el Ultrafondo; y Manuel Sánchez y Rosario Espinosa en el Maratón Vetón.

Tras la celebración de su octava edición la Ruta Vetona se consolida como una de las citas imprescindibles del calendario deportivo de Castilla y León; una oportunidad única para conocer los rincones naturales más bellos de la comarca de Béjar, como el monte Peña Negra, el castillo de Montemayor del Río o el carismático pueblo de Candelario.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 57 invitados conectado(s)