El PSOE debe aplicar medidas para garantizar la correcta gobernabilidad de la ciudad

Imprimir

Lunes, 30 de Agosto de 2021 01:45

 

Una opinión de Miguel Rodero

Tal vez en otras circunstancias estaríamos ante una Alcaldesa excepcional, ya que no dudo ni por un momento de sus capacidades, pero tras más de dos años de legislatura es justo afirmar que Elena Martín Vázquez no tiene el talante suficiente para dirigir la ciudad en minoría plenaria.

Las tensiones con el Partido Popular son constantes. Ha roto el dialogo con TAB, (prioritarios y necesarios aliados para que fuese nombrada como primera edil). Las relaciones con parte de la prensa no son en absoluto idílicas. Ha perdido el calor de las principales plataforma ciudadanas, y no mantiene grandes contactos con las Asociaciones de Vecinos… tan solo ha logrado sumar, al menos de manera pública, el apoyo de la concejala de Ciudadanos, la cual no obstante reniega de la gestión del Ayuntamiento a pesar de ser miembro implícito del equipo de Gobierno al ostentar una concejalía.

Y todo por dos motivos: Un carácter poco dialogante y espaldas estrechas para aguantar la crítica. Y como decía al principio esto no es en sí mismo malo, solo que no son las herramientas necesarias para gobernar en minoría y con necesidad constante de los apoyos bien del PP o de TAB, los cuales están demostrando votar con sentido de ciudad.

Y voy a aclarar este aspecto para que se entienda. Si visionamos los plenos podemos ver como la mayoría de votos que emiten tanto PP como TAB no están condicionados por aspectos de simpatía hacia la Alcaldesa, sino que votan en conciencia de sus posturas políticas plasmadas en sus programas (aquí el motivo de que existan diferentes partidos y corrientes). Pueden equivocarse o no, pero no lo hacen por “joder” al PSOE, y para ello os ejemplifico con el pleno de abril, cuando la propia Alcaldesa se sorprendió del voto positivo de TAB a una iniciativa del equipo de Gobierno tras un debate donde Javier Garrido aguantó faltas de consideración graves desde un aspecto político, precedidas de algunas puntadas personales.

Y no, no creo que una combinación a estas alturas de legislatura entre PP y TAB fuese adecuada, es más, creo que sería una bomba de relojería y que solo se podría ejecutar precedida de la renuncia del acta de concejal de Alejo o bien de Javier, para que pudieran trabajar menos lastrados sus equipos. Algo que no pasará.

Por ello, situándose el siguiente ciclo electoral en año y medio, es el propio PSOE, en su responsabilidad como partido histórico de esta ciudad, quien tiene que gestionar la situación política (que se refleja inequívocamente en la ciudad), aplicando los elementos correctores para paliar la falta de diálogo actual, y que si se produce no sea por quien Gobierna, que es quien tiene la obligación política de tender la mano y adaptar las propuestas para la aceptación mayoritaria en el pleno.

Gobernar en minoría es lo mejor que le puede pasar a una ciudad si quien gobierna es dialogante y quien ejerce la oposición responsable.

Evidentemente esta opinión no es el oráculo de la verdad, y por ello cualquier actor implicado que quiera manifestar su libre opinión tiene abierta esta tribuna.