Red Purple Black

Más Política

UPL pide explicaciones a la Junta por los servicios suprimidos en el hospital de Béjar

PDFImprimirE-mail

Viernes, 13 de Noviembre de 2020 12:00

Concentración por la Sanidad en Béjar.

La reciente decisión de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León de trasladar a Valladolid parte de los especialistas en Medicina Interna de los Complejos Hospitalarios de Salamanca y Zamora, ha encontrado respuesta en las Cortes autonómicas en Unión del Pueblo Leonés (UPL), que considera “inaceptable” esta decisión, y ha pedido explicaciones al gobierno autonómico por este hecho mediante el registro de varias preguntas parlamentarias.

En este aspecto, los leonesistas han recordado a la Junta que “Salamanca y Zamora se encuentran actualmente en una situación epidemiológica crítica”, señalando que “si atendemos a las cifras oficiales dadas por la Junta, a fecha 10 de noviembre, Zamora ostentaba el peor dato de la autonomía en cuanto a ocupación de camas de hospitalización por casos de Covid-19, con un 33’49%, un dato similar al que poseía Salamanca, que con un 31’75% se situaba también muy por encima de la media autonómica (26’21%) en este indicador.”

Asimismo, puntualizaban que “en ocupación de camas de cuidados críticos por casos de covid-19 la provincia de Zamora registraba un 52’63%, muy por encima de la media autonómica (45’17%), mientras que las tasas de incidencia acumulada en Zamora y Salamanca alcanzaban la cifra de 1.004 y 943 a 14 días respectivamente, superando la media autonómica (que era de 910). Unos datos que llevan a que la propia Junta recoja a Salamanca y Zamora como provincias en un riesgo sanitario “muy alto”.

Por otro lado, para Unión del Pueblo Leonés a estos datos habría que añadir una serie de hechos como “que sigue sin ser inaugurado el nuevo hospital de Salamanca (tras más de una década de retraso respecto a su fecha de apertura inicialmente prevista), que se hayan suprimido los servicios hospitalarios en el hospital Virgen del Castañar de Béjar (alegando como escusa la pandemia), y después de haber sufrido la provincia salmantina el pasado verano la falta de dotación de reactivos para realizar las pruebas PCR necesarias en Salamanca (hecho que derivó en que en torno a 6.000 pruebas salmantinas fuesen trasladadas a Segovia para su análisis, pues el Sacyl sí había dotado de reactivos más que de sobra al hospital segoviano).”

Además, desde UPL denuncian que “al desplazamiento de médicos que ahora quiere realizar la Junta desde Salamanca y Zamora a Valladolid cabe añadir el hecho de que hace escasos días una veintena de profesionales sanitarios abandonas en la posibilidad de continuar trabajando en el Complejo Hospitalario de Salamanca por las condiciones de precariedad que ofrecía Sacyl”.

Por ello, los leonesistas lamentan que “esta situación no ha conllevado que se habilite total ni parcialmente el nuevo hospital de Salamanca para poder afrontar mejor la situación sanitaria crítica que atraviesan Salamanca y Zamora, sino que las autoridades de la autonomía de Castilla y León han optado por rehabilitar un viejo hospital en desuso en Valladolid, para cuya puesta en marcha pretenden nutrirse de profesionales de otras provincias, como Zamora o Salamanca, que poseen actualmente unos complejos sanitarios muy saturados con escasez de personal y medios para hacer frente a la pandemia.”

Además, los leonesistas piden un mejor trato para la Región Leonesa en la gestión de la sanidad, recordando que desde este territorio se “ha mostrado su solidaridad durante esta pandemia con otros puntos de la comunidad autónoma, como muestra el hecho de que desde Salamanca se enviasen en la primera oleada de covid profesionales sanitarios a Soria, que atravesaba una situación especialmente crítica, o tras haber recibido el Complejo Hospitalario de Salamanca pacientes críticos de UCI de Valladolid cuando sus unidades de críticos se situaron al borde del colapso ya en la segunda oleada.”

Y es que para Unión del Pueblo Leonés “lo más lógico sería reforzar los propios centros hospitalarios de Salamanca y Zamora, sin suprimir servicios en comarcas como la de Béjar, para evitar el colapso sanitario de estas zonas”, lamentando que “sin embargo, la Junta de Castilla y León ha optado por una alternativa totalmente opuesta”.

Así, los regionalistas leoneses recuerdan que “la Junta ha suprimido servicios en el hospital de Béjar y quitado médicos en Salamanca y Zamora para destinarlos a Valladolid, donde ha invertido en habilitar un antiguo hospital sin haber querido poner en marcha el nuevo hospital de Salamanca, más moderno y con unas obras ya prácticamente finalizadas, que podría prestar un servicio mucho más amplio en una situación de pandemia como la que vivimos, en la que las tres provincias de la Región Leonesa se sitúan oficialmente en riesgo ‘muy alto’ según la propia Junta.”

Por todo ello, el procurador de Unión del Pueblo Leonés (UPL) en las Cortes, Luis Mariano Santos, ha registrado en el parlamento autonómico las siguientes preguntas para su respuesta por parte de la Junta:

1.- ¿Por qué no se ha habilitado, ya sea total o parcialmente, el nuevo hospital de Salamanca, cuyas obras se encuentran prácticamente finalizadas, habida cuenta de la situación epidemiológica actual de las provincias de Salamanca y Zamora?

2.- ¿Por qué la Junta ha priorizado invertir en habilitar un viejo hospital en desuso en Valladolid en vez de invertir en la finalización del nuevo hospital de Salamanca, que por su modernidad podría ofrecer unas condiciones mejores que aquel para hacer frente a la pandemia?

3.- ¿Considera la Junta que quitar profesionales de Medicina Interna a los complejos hospitalarios de Salamanca y Zamora para destinarlos a Valladolid ayuda a hacer frente a la situación epidemiológica “muy grave” que reconoce la propia Junta para las provincias de la Región Leonesa?

4.- ¿Por qué siguen sin devolverse los servicios de urgencias hospitalarias de 24 horas y la zona de hospitalización al hospital Virgen del Castañar de Béjar, suprimidos por la Junta hace ocho meses, y cuándo se prevé restaurar estos servicios en Béjar?

5.- ¿Qué explicación da la Junta al hecho de que hace escasos días una veintena de profesionales sanitarios abandonasen la posibilidad de continuar trabajando en el Complejo Hospitalario de Salamanca por, según denunciaban estos mismos, las condiciones de precariedad que ofrecía Sacyl?

6.- ¿Cuándo van a empezar a prestarse servicios hospitalarios en el nuevo hospital de Salamanca?

7.- ¿Cómo explica la Junta de Castilla y León los retrasos de más de una década en las obras para la construcción del nuevo hospital de Salamanca?

 

El PSOE critica que 173 bejaranos acogidos a un ERTE todavía no han recibido ni un solo euro del complemento autonómico

PDFImprimirE-mail

Miércoles, 28 de Octubre de 2020 11:35

Los Procuradores del PSOE por Salamanca en las Cortes de Castilla y León, Fernando Pablos, Rosa Rubio, Juan Luis Cepa y Carmen García, han realizado una valoración, que han calificado como “muy positiva” con respecto a la cobertura económica que está proporcionando el Gobierno de España a los trabajadores de la provincia salmantina que se han acogido a un ERTE.

Según la información recogida y aportada por los parlamentarios socialistas, desde el pasado mes de marzo más de 3.000 trabajadores salmantinos, “ 3.008 concretamente”, se han acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, ERTE, derivado o como consecuencia de la pandemia y de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

El desglose en la provincia por cabeceras, según han apuntado desde las filas socialistas es el siguiente:

Salamanca capital: 2.469 trabajadores

Béjar: 173 trabajadores

Ciudad Rodrigo: 227 trabajadores

Guijuelo: 95 trabajadores

Peñaranda: 10 trabajadores

Vitigudino: 34 trabajadores

Todos estos empleados, afirman los procuradores del PSOE por Salamanca, han recibido por parte del Gobierno de la España presidido por Pedro Sánchez el subsidio correspondiente para cubrir el salario dejado de percibir como consecuencia de su acogida a un ERTE, muy al contrario de lo que ha ocurrido con la participación en este sentido comprometida por la Junta de Castilla y León y el gobierno regional presidido por Alfonso Fernández Mañueco que, “más de siete meses después del inicio de esta crisis sanitarían a nivel mundial, provocada por el virus Covid-19 todavía no ha aportado ni abonado a estos más de 3.000 trabajadores de la provincia de Salamanca ni un solo euro del complemento económico que le corresponde pagar y que tiene comprometido” .

Los parlamentarios salmantinos recuerdan que fue la Consejería de Empleo de la Junta la primera en “hacerse la foto” anunciando las medidas que en este sentido se iban a aplicar, aunque luego fue la última en publicar en el BOCYL dichas medidas, un trámite que es indispensable para la entrada en vigor, publicación que hicieron con alevosía en el mes de agosto puesto que, en contra de lo acordado en la mesa del diálogo social, rebajaron la cuantía y modificaron las condiciones de manera unilateral comprometido como complemento salarial, complemento que, han remachado, “ aún no han pagado y ningún trabajador ha cobrado”.

En este sentido, y para concluir, los parlamentarios socialistas por Salamanca han apuntado que desde el Gobierno de España se ha ayudado con el subsidio de los ERTES a un total de más de 132.000 trabajadores en la Comunidad de Castilla y León, ayuda que, actualmente mantiene a unos 20.000 empleados.

 
 

El PSOE critica que la Diputación “no ha invertido un céntimo para llevar internet a los municipios de la provincia”

PDFImprimirE-mail

Miércoles, 21 de Octubre de 2020 12:29

El Grupo Socialista en la institución provincial denuncia que no solo no se ha ejecutado esa partida, aprobada meses antes de las elecciones, para llevar y proveer de banda ancha a los pueblos sino que esos mismos fondos se anularon meses después para destinarlos a otros menesteres de menor enjundia.

En este sentido, Manuel Ambrosio Sánchez ha afirmado que la zonas rurales de nuestra provincia "tienen una carencia total en conectividad lo que lastra muchas por no decir todas sus posibilidades de salir adelante, crear empleo, desarrollo económico y poder asentar población". Sin ir más lejos, ha dicho el diputado socialista, la institución provincial no ha ejecutado, "no ha invertido", ni un solo céntimo de los seis millones de euros que aprobó en marzo del año pasado, "curiosamente un poquito antes de las elecciones", destinados a proveer y acabar con las carencias de banda ancha y acceso a internet de calidad a los municipios de la provincia, especialmente pequeños, que lo necesitaran.

"Pero ahí no acaba la cosa", ha añadido Manuel Ambrosio Sánchez, esta partida presupuestaria de seis millones de euros aprobada en marzo, "a bombo y platillo antes de las elecciones" se anuló pocos meses después y esos mismos fondos, "tan esperanzadores" se destinaron a otros menesteres sin más, "con alevosía. premeditación y a espaldas de alcaldes, concejales y resto de miembros de la oposición". Todo esto, ha manifestado Sánchez, a pesar de la situación en que se encuentra la banda ancha y el acceso a internet en la provincia, "Salamanca está en el furgón de cola a pesar de ser un bien y un derecho universal".

 
 

Izquierda Unida considera una vergüenza la decisión de la Junta de prescindir de las mascarillas fabricadas en Béjar

PDFImprimirE-mail

Lunes, 01 de Junio de 2020 19:00

La coalición considera que una vez más la Junta prioriza los intereses económicos de grupos empresariales no vinculados al territorio de la Comunidad y deja, con su acción, abandonada a su suerte a la comarca de Béjar, que ha demostrado su gran capacidad de generar materiales y empleo de calidad vinculados al territorio.

Izquierda Unida de Salamanca considera intolerable la decisión de la Junta de Castilla y León de “regalarle capital de los castellanos y leoneses a empresas extranjeras y con nulo compromiso con la Comunidad”.

Desde la coalición señalan que este acuerdo, anunciado en el día de ayer por el Consejero Suárez Quiñones, viene a recordar a la ciudadanía , de la comarca de Béjar, y de Castilla y León en general, que los dirigentes de la Junta de Castilla y León en ningún momento han cambiado el rumbo de sus políticas para poner en el centro de estas el interés de las comarcas y habitantes de Castilla y León, dado que esta decisión relega, una vez más, a Béjar al ostracismo y a seguir ahondando en su continuada despoblación por falta de oportunidades e inversiones.

Asimismo, desde Izquierda unida de Salamanca, señalan que dicha decisión, no es si no reincidir en los problemas de producción que llevaron al país en general, y a Castilla y León en particular, a la situación generalizada de falta de materiales de protección, mascarillas y demás elementos de necesidad para la población y el personal de la Sanidad, Ayuda a Domicilio, etc durante los meses de marzo y abril en la crisis del Coronavirus.

Francisco Javier Herrero Polo, coportavoz del Área de Salud de IU de Castilla y León, aseveró, “ La Junta de Castilla y León, sus autoridades y responsables, saben el lugar en el que se encuentra Béjar a la hora de desmantelar, lo hicieron con el textil hace décadas, lo han hecho muy recientemente con los materiales sanitarios del Hospital Comarcal, y ahora favorecen a una empresa de capital extranjero frente a una empresa vinculada a la Comarca de Béjar, que ha generado un producto de calidad, empleos con garantías y ha realizado un esfuerzo arduo para colaborar a la hora de proteger a nuestra población en general y trabajadores en particular, de los efectos del COVID-19. Sin duda, este es el camino para que la Comarca y ciudad de Béjar sigan su lenta agonía. Eso sí, quizá en 2024 o en cualquier otro momento, cuando la empresa belga decida deslocalizarse en un futuro, no haya iniciativas textiles en Béjar que puedan surtir a nuestra ciudadanía de los materiales necesarios.”

Desde Izquierda Unida siguen apostando por la iniciativa local, de eficacia contrastada y que genera empleos de calidad, con productos de calidad, vinculados a nuestros pueblos, ciudades y comarcas.

 
 

Izquierda Unida Salamanca pide a la Junta pasar de Fases la provincia en bloque, y al Gobierno mantener la dinámica de alivio de presión en Zonas Rurales

PDFImprimirE-mail

Lunes, 18 de Mayo de 2020 10:19

Izquierda Unida Salamanca sale al paso de las declaraciones en diferentes medios de la Consejera de Sanidad. Casado ha insistido en que la Sanidad Pública en nuestra comunidad tendría "dificultades" para hacer frente a un rebrote, y ha pedido que se destine más financiación a la Atención Primaria para reforzar sus recursos humanos y técnicos.

Desde Izquierda Unida recuerdan a la Consejera que esos medios dependen directamente de ella, y que es la Consejería y la Junta la que puede ampliar los presupuestos destinados a Atención Primaria.

Izquierda Unida aprovecha para recordar que el pasado martes 12 de mayo fue el Día Mundial de la Enfermería, y en un país que en número de profesionales está a la cola de Europa, no cabe la felicitación, sino la dotación de personal y la mejora del empleo en este sector.

Miguel Rodero, Coordinador Provincial de IU, recuerda a Casado, que “desde Izquierda Unida se lleva años denunciando esa falta de medios de la que la Consejera habla y por la cual ahora la Comunidad se verá obligada a trampear los datos para intentar pasar de Fase. No olvidemos que la comunidad, la provincia y Salamanca están gobernados por el Partido Popular desde hace más de 20 años, con lo cual la responsabilidad de esta circunstancia es suya y de su partido directamente. En lo único que coincidimos con Verónica Casado es en reforzar la Atención Primaria, la misma que a la vez, lleva años desmantelándose sin miramientos.”

“La consejera ha dejado claro que seguirá con el desmantelamiento de los consultorios rurales, con su proyecto de atención telefónica, y sigue sin intervenir los medios sanitarios privados, a pesar de que el Estado de Alarma le confiere esa potestad" asegura Rodero quien muestra su preocupación al comprobar que “la Consejera no ha aprendido nada de esta situación y continúa con su obsesión de desmantelar la sanidad en el Mundo Rural, como muestra el cierre del hospital de Béjar en plena pandemia”.

Asimismo, Izquierda Unida Salamanca no está conforme con el paso de Fases por Zonas Básicas de Salud, debido a aspectos fundamentales como la movilidad familiar, laboral, sanitaria, turística e incluso comercial entre Zonas. Por ello piden cambios de Fases unificados para toda la provincia y que el Gobierno mantenga la dinámica de alivio de presión en las Zonas Rurales.

 
 

Página 1 de 31

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 33 invitados conectado(s)