¿Por qué nadie habla de la guerra de Yemen?

Imprimir

Viernes, 13 de Agosto de 2021 18:39

Si has llegado hasta aquí, es probable que estés al tanto del conflicto en Yemen, de los hechos que se están desarrollando en este país, y no sólo de la escalada de violencia que viven sus habitantes, sino además del silencio que la prensa internacional mantiene al respecto del mismo.

Lo cierto es que no son pocos los expertos en el tema que aseguran que esta guerra de Yemen puede ser considerada como “la guerra olvidada”, atendiendo a la mínima información que puede hallarse en los principales portales de todo el planeta, y lo difícil que es saber qué está ocurriendo allí.

En efecto, aunque hace ya seis años y un par de meses que se inició esta guerra civil en Yemen, los ciudadanos de buena parte de occidente no tienen idea de cómo se han ido produciendo los hechos, y hasta qué punto sufre cada uno de los hasta 20 millones de pobladores civiles alcanzados por ella.

Los propios responsables del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas han señalado, al respecto, que es ésta la cifra de seres humanos que requiere de ayuda humanitaria inmediata para poder sobrevivir a la extrema crueldad de la guerra entre Yemen del norte y Yemen del sur.

Esta nación, de mayoría musulmana y que se localiza a medio camino entre Oriente Próximo y el continente africano, tiene en Saná a su ciudad más poblada y capital, y tuvo un papel clave en el surgimiento de la denominada Primavera Árabe, que se extendería a varias naciones vecinas.

Históricamente uno de los territorios más pobres de la región, la guerra del Yemen se desató como consecuencia de la crisis social y económica que se arrastraba desde aquel levantamiento, a la que se sumaría más tarde la pandemia por coronavirus, agravando aún más el panorama.

¿Y por qué nadie habla de la guerra de Yemen?

Los especialistas creen que el conflicto de Yemen no adquiere trascendencia en la prensa internacional sobre todo por los grandes inconvenientes que existen para poder enviar reporteros hacia allí, lo que dificulta obtener detalles de primera mano, y todo se torna en la repetición de lo que las demás fuentes puedan ofrecer, perdiendo credibilidad.

Otra cuestión no menor de la guerra civil de Yemen es que los movimientos migratorios generados a consecuencia del combate no afectan directamente a los países de Occidente, algo que sí sucede con la guerra de Siria y otras disputas en el norte de África, multiplicando el interés en el tema.

De hecho, quienes huyen de la guerra en Yemen normalmente se desplazan dentro de las propias fronteras del país, o como mucho han conseguido salir, alojándose en campos de refugiados somalíes, donde las condiciones de vida también distan de ser las ideales.

A estas alturas, desde las Naciones Unidas advierten que la guerra de Yemen es la peor crisis humanitaria a nivel mundial, con un 80% de la población requiriendo ayuda para sobrevivir, circunstancias que afectan especialmente a los más débiles, niños y niñas.