Red Purple Black

¿Qué revisar al comprar una bici de segunda mano?

PDFImprimirE-mail

 

Con esto de la pandemia por coronavirus, miles de españoles han comenzado a apostar por los vehículos individuales para sus desplazamientos urbanos, y también como una forma de hacer ejercicio evitando los gimnasios y las aglomeraciones. En este contexto, las bicicletas se han transformado en un objeto sumamente codiciado, aunque eso también ha impulsado sus precios.

Como consecuencia de lo que mencionábamos, nos encontramos a día de hoy con muchísimas personas interesadas en adquirir bicicletas de calidad que, en lugar de buscar unidades nuevas, deciden fijarse primero en las de segunda mano. ¿En qué aspectos debes fijarte entonces, y por qué puedes ahorrar muchísimo dinero recurriendo a tiendas especializadas como komcycles?

¿Qué aspectos revisar en una bicicleta de segunda mano?

Si buscas una primera experiencia con una bicicleta deportiva, pero no quieres invertir tanto dinero como merece una nueva, existen ciertas características en las que deberías centrarte para conseguir una usada pero que te ofrezca un buen rendimiento durante bastante tiempo.

El primer elemento en el que debes centrarte siempre son las soldaduras, ya que es en esta serie de uniones donde se puede comprobar fácilmente el desgaste de una bicicleta con el uso. Si notas la presencia de grietas o algo de corrosión, es preferible seguir buscando. Además, debes llevar elementos de limpieza para comprobar cuánto de ello se remueve, y cuánto es daño permanente.

De más está decir que si vas a comprar una bicicleta que ya ha sido utilizada, tienes que prestar atención tanto a los ruidos como a los crujidos que se producen cuando la utilizas. En este sentido, debes subirte a ella y darle alguna vuelta, para de ese modo constatar que no aparezca nada de ello.

La transmisión es otro de los puntos que vale la pena observar con detenimiento, teniendo en cuenta que si el estado del dentado de plato y coronas no es óptimo, puede que pronto tengas que cambiar algunas de las piezas esenciales de la bicicleta. Además, esto suele ser un indicativo de que el dueño actual no se preocupaba demasiado por mantener el vehículo en buenas condiciones.

A continuación, tienes que echarle un vistazo también a la dirección. La prueba que no suele fallar en estos casos consiste en girar en vacío y comprobar que no oponga ninguna resistencia al movimiento. Si no se mueve suavemente en la dirección, vas a tener problemas de conducción y la experiencia de uso va a ser bastante inestable. Asegúrate de no caer en esa trampa.

Asimismo, no debes descuidar tampoco otros elementos como la horquilla de suspensión o un amortiguador, mucho más difíciles de analizar a simple vista que las cubiertas. Debes chequear que la bici no deje rastros de aceite saliendo por las barras o por el pistón, para no tener sorpresas.

Como puedes ver, con un poco de paciencia y conocimiento es posible ahorrar hasta la mitad del precio de una bicicleta nueva. Luego, una mínima inversión en los repuestos que se requieran gracias a tiendas como komcycles, o la inversión en personalizar el vehículo, harán el resto.

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 31 invitados conectado(s)