Franquicias Growshop, un negocio rentable de futuro

Imprimir

Jueves, 22 de Octubre de 2020 10:41

En estos meses en los que hemos tenido que afrontar la pandemia por coronavirus, y los ingresos de muchos de nosotros se han visto reducidos de forma dramática, muchos comenzamos a preguntarnos qué negocios rentables de futuro existen, que no puedan verse condicionados por situaciones externas como éstas de tipo sanitaria. Y las opciones en este sentido son varias, claro.

Sin ir más lejos, las futuras aplicaciones de la tecnología en distintos campos del consumo pueden ser una de las claves para aquellos que pretenden invertir en el corto plazo, con una enorme cantidad de empresas que están creciendo, por ejemplo en el ámbito del tecnocultivo.

Como decíamos, recientemente se ha visto algo así como una expansión de compañías dentro de esta industria, con growshops profesionales, de enormes instalaciones y que ofrecen muy buenos precios a aquellos que se encuentren interesados en sumarse al negocio.

¿Y cómo participar de las ganancias que genera el tecnocultivo?

Pues bien, ésta es la pregunta que se están haciendo todo el mundo ahora mismo, y la respuesta está relacionada con el período de expansión de estas firmas, algunas de ellas en formato de franquicia, un negocio de futuro al que cada vez más expertos en inversiones le están prestando atención.

Una franquicia de growshop es, ahora mismo, una apuesta prácticamente segura por tratarse de un segmento en pleno crecimiento, de lo que da cuenta la enorme demanda en torno a los productos basados en CBD y cáñamo, que se puede ver tanto en las calles como en la web y las redes sociales.

Ésta es una buena prueba de lo que los especialistas comentan hace tiempo: en días de crisis, uno debe fijarse en las nuevas tendencias que comienzan a asentarse, sobre todo cuando aún algunos desconfían de ellas, porque es cuando una mínima inversión permite obtener extraordinarios dividendos en corto tiempo. Y eso es lo que está ocurriendo con los growshop.

Además, debemos saber que no estamos hablando de tiendas en las que simplemente se vende marihuana, sino que el tecnocultivo va mucho más lejos, cuidando todo el procedimiento técnico del cultivo, aprovechando el potencial de las nuevas tecnologías, ya no sólo en lo que hace al cannabis, sino también a cualquier otro tipo de cultivos.

La mayor parte de la gente suele confundirse porque es cierto que el tecnocultivo ha avanzado casi de la mano del cultivo del cannabis, pero hoy en día sabemos que puede asociarse con muchas otras especies, y eso representa una ventaja para quienes quieren diversificar su negocio.

En cualquier caso, estas franquicias guían al inversor durante todo el proceso, acompañando al franquiciado en todo momento, brindándole la formación que necesitará al comienzo, como el asesoramiento que lo irá encausando de cara al tipo de negocio que tiene en mente.

Se trata de proyectos a largo plazo, en los que se trabaja día a día para recuperar la inversión con el paso del tiempo, obteniendo ganancias seguras pero no inmediatas, y que se basan en un proceso de selección de cada franquiciado que resulta realmente muy exigente.