Red Purple Black

Cuidar la piel de un recién nacido

PDFImprimirE-mail

Cuando un recién nacido llega a casa, nos sentimos abrumados por todos los cuidados que necesita y las compras que tenemos que hacer, como la ropa para bebés orgánica con el fin de que ningún tóxico estropee su piel.

Esta moda ética y ecológica para niños nos ayudará a que la experiencia de la llegada del bebé a nuestro hogar sea la mejor, pero hay que tener una serie pautas en cuenta para que la piel del recién nacido esté sana.

Cuidado con el sol

Sabemos que la exposición al sol es muy peligrosa en los adultos, de manera que nos podemos imaginar lo que puede hacer a un bebé.

Es posible que los padres primerizos no lo sepan, pero un bebé de unos pocos meses incluso se puede quemar en un día nublado en poco más de quince minutos.

Por eso, lo mejor es evitar salir en las horas en las que el sol calienta más, y una vez salgamos con el niño ponerle ropa adecuada, mejor si es de fibras naturales como el algodón.

Hay cierta polémica sobre el uso del protector solar en bebés, pero parece que ahora hay cierto consenso en que no pasa nada por ponerle un poco en las zonas que la ropa deja expuestas.

Lavamos la ropa con un jabón especial

Creo que no descubrimos nada nuevo si decimos que la piel del bebé es muy delicada, de manera que lo mejor es lavar su ropa con un jabón especial, distinto al detergente que usamos para nuestras prendas.

Hay que elegir un detergente natural y suave, que tenga pocos productos químicos. Además, creemos que es una buena idea aclarar la ropa del niño dos veces para que no quede nada de detergente.

Jabón siempre neutro

Al bebé hay que lavarlo a menudo, por lo que hay que elegir muy bien el jabón que vamos a usar para hacerlo.

Por supuesto, nada de usar nuestro gel de baño por bueno que creamos que sea. En este caso lo mejor es comprar un jabón neutro para bebés con el fin de respetar el pH de su piel y no provocar irritaciones.

Del mismo modo que tenemos cuidado al elegir el jabón lo tendremos igual con la esponja, que debe ser muy suave para no irritar su piel.

Usaremos lociones humectantes

En la zona del pañal son muy comunes las rozaduras y rojeces. Son casi inevitables, pero podemos reducirlas a la mínima expresión usando una crema humectante, que incluso podemos comprar en el supermercado.

Lo mejor es no esperar a ver rojeces y usarla a diario varias veces, siempre que le cambiemos el pañal y lo lavemos.

Esta crema también se puede usar siempre que lo bañemos, pues los pediatras indican que la piel de los bebés suele ser muy seca en los primeros meses de vida y que no hay que alarmarse si vemos cierta descamación.

No frotes su piel al secarlo

Nosotros nos secamos frotándonos con una toalla y por eso es posible que lo hagamos con nuestro bebé, por costumbre.

Eso puede provocar irritaciones en la piel, así que al bebé lo secaremos sin frotarlo, con una toalla muy suave y aprovechando ese momento para mirar entre los pliegues de la piel buscando irritaciones.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 61 invitados conectado(s)