Cuidado dental infantil, una apuesta por la salud

Imprimir

Miércoles, 29 de Julio de 2020 00:12

Es importante cuidar la salud bucodental a edades tempranas para evitar problemas mayores en la etapa adulta. Hay muchas patologías dentales que justifican la visita a una clínica dental, pero la causa más común es la caries. ¿Sabías que un 33 % de los niños españoles menores de cinco años tiene caries?

Las razones de su aparición tienen mucho que ver con los hábitos diarios de las personas. El principal de todos es el de cepillarse los dientes después de cada comida.

Los profesionales de la pediatría recomiendan que se haga nada más salir el primer diente o, incluso, cuando no se tiene ninguno. La mayoría de los problemas relacionados con la salud bucodental más comunes son prevenibles y pueden tratarse en etapas iniciales.

Problemas de salud bucodental en niños

Muchos de los problemas por los que se va a una clínica dental a edades tempranas son consecuencia de los hábitos de vida, tanto higiénicos como alimenticios. Si sueles dar a tus hijos comidas o bebidas con alto porcentaje de azúcares, contribuirás a que su dentadura se vaya deteriorando. En el caso de que tomen este tipo de productos, deberías o deberían cepillarse los dientes con más frecuencia. No obstante, existen otros problemas dentales que también conviene dedicarle atención:

Salud bucodental cubierta

Los niños y niñas residentes en Andalucía con edades comprendidas entre los 6 y los 15 años tienen derecho a recibir asistencia dental básica y determinados tratamientos especiales gratis con la Tarjeta Sanitaria Individual. Por ello, la Administración Sanitaria de Andalucía tiene en marcha el programa de salud bucodental infantil. La idea es que, cada año, cuando el menor cumpla 6 años, pueda disponer de la cobertura de asistencia dental básica que se recoge dentro del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

La normativa, que se implantó en 2002, consta de revisión anual donde se informa sobre pautas de higiene bucodental, dietas, exploración y reconocimiento de la dentición permanente y seguimientos.

Como puedes leer, el cuidado de la salud bucodental no es ninguna tontería. Requiere de llevar hábitos de vida saludables en los que tienen un papel fundamental la supervisión de los progenitores o cualquier persona que esté a cargo de los menores.