Red Purple Black

¿Cómo proteger a tu mascota del frío?

PDFImprimirE-mail

La próxima llegada del invierno obliga a los propietarios de mascotas, por ejemplo perros y gatos, a tomar todo tipo de medidas para proteger a sus compañeros de las bajas temperaturas, evitando que éstas afecten su calidad de vida y puedan causarles problemas de salud.

Lo primero que debemos tener en cuenta, si es nuestro caso es que, aunque estos animales cuentan con características naturales para estar a salvo del frío, la exposición constante a sitios de bajas temperaturas puede romper esas barreras, poniéndolos en riesgo.

Por otro lado, no podemos perder de vista que también existen circunstancias específicas en las que tenemos que ser aún más cuidadosos, cuando hablamos tanto de cachorros como de perros y gatos ancianos, porque sus capacidades están disminuidas respecto de las de un adulto.

Antes que nada, vamos a enseñarte algunos sencillos trucos que te permitirán saber si tu mascota siente frío, y que se encuentran relacionados sobre todo con los pequeños temblores que pueden producirse, o también la falta de energía o cierta somnolencia frecuente. Si notas alguno de estos síntomas, es probable que tu perro o gato esté sintiendo frío.

Llegados a este punto, tenemos que pensar en algunas soluciones como por ejemplo en reforzar su dieta ya que, al igual que ocurre con los seres humanos, cuando hace frío es necesario consumir una mayor cantidad de calorías que durante la primavera o el invierno.

Tienes que fijarte bien no sólo de brindarle el alimento adecuado, sino también consultar con el veterinario si no hace falta algún suplemento que pueda mejorar su bienestar.

En el día a día, asegúrate siempre que tenga agua limpia y fresca a disposición,

Quienes tengan mascotas viviendo en sus patios, conviene que dispongan de una parte de este espacio especialmente arreglado para que puedan abrigarse, como por ejemplo colocando un pequeño techo y debajo de él una manta, cubriéndoles del frío o las nevadas.

Los abrigos para mascotas como los que podemos adquirir en Housepet también pueden ser una buena idea para aquellas razas de apartamentos que tienen un par de paseos diarios pero cuyo pelaje no es resguardo suficiente frente a las bajas temperaturas.

Lamentablemente puede ocurrir que estés leyendo estas recomendaciones demasiado tarde, y en ese caso suceden las hipotermias, como se denomina a los momentos en los que la temperatura corporal del perro o gato baja muy por debajo de los 38,5º C. Si sospechas que tu animal sufre un episodio de éstos, debes llevarlo al veterinario enseguida, o su vida correrá peligro.

Si estás imposibilitado de acceder a un profesional, lo mínimo que tienes que hacer es llevar al animal a un sitio cálido y seco, donde hayas colocado alguna fuente de calor como puede ser una bolsa de agua caliente o una manta térmica, regulando su temperatura corporal desde el exterior.

Siempre tienes que colocar esta fuente de calor sobre el tronco del animal en lugar de hacerlo sobre sus extremidades, protegiendo la piel con alguna toalla o similar para evitar las quemaduras.

Al mismo tiempo, suministrarle agua con miel diluida puede ayudar a elevar su temperatura.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 34 invitados conectado(s)

bonos sin deposito casino España