Red Purple Black

Cómo divertirte apostando y que te salga rentable

PDFImprimirE-mail

No descubrimos nada nuevo diciendo que Internet nos ha cambiado la vida. Ha irrumpido en el ámbito laboral, en las relaciones sociales y en los hábitos de ocio. El auge de las plataformas de apuestas deportivas es la mejor muestra de esto último. Unir la afición por los deportes con el desafío de acertar un resultado es una fórmula ganadora. Y, no digamos, si a esto se le añade la posibilidad de ganar algo de dinero. ¡Esta si que es una apuesta ganadora!


Por supuesto, el mundo del juego y las apuestas debe abordarse siempre con una visión lúdica, de entretenimiento. No es una forma de ganarse la vida, ni tampoco una fuente de ingresos estable. De lo que se trata es de sofisticar y modernizar esa costumbre tan nuestra de la “porra deportiva”. Sólo que en las apuestas online no competimos con nuestros amigos para ver quien acierta. El reto es con nosotros mismos y con la opción de que acertar tenga premio seguro.


Pero, ¿existen estrategias o mecanismos para asegurarnos de que esas apuestas sean ganadoras? Esta es la pregunta que se hacen muchas de las personas que acceden por primera vez a este tipo de entretenimiento. Más allá de las consignas publicitarias, lo cierto es que los expertos en esta nueva forma de ocio coinciden en estas tres recomendaciones básicas a los usuarios de estas casas de juego deportivo virtuales.


El conocimiento es un factor determinante

Salvo que quieras convertir tus apuestas en una versión online de la ruleta rusa, lo más inteligente es que sólo participes en actividades deportivas que domines, de las que verdaderamente seas aficionado. Según las propias plataformas aconsejan, el éxito de una apuesta no reside en la suerte, sino en que barajes con inteligencia los datos y la información que tienes sobre una competición deportiva


Y, claro, un cierto margen de riesgo… porque esa es la parte divertida. La incertidumbre y la sorpresa son dos sensaciones que nos estimulan. Es una de las razones que explican el porqué los seres humanos nos sentimos tan atraídos por el juego.


Para apostar deja de lado tus sentimientos y usa la cabeza

Es evidente que los colores nos tiran mucho. Hace poco una campaña publicitaria ironizaba con esta idea planteando que es más fácil que renunciemos a nuestra pareja, que cambiar de club de fútbol. Sin llegar a este extremo, es cierto que nos resulta muy difícil apostar en contra del equipo de nuestros amores.


Este es, sin embargo, el factor más determinante para que no se acierte ni una de las apuestas sobre resultados de los partidos de fútbol. O de baloncesto, carreras de motos o tenis, aunque es más frecuente que esta fidelidad se dé cuando hay goles de por medio. Para los casos más extremos, esos forofos a los que su religión futbolera les impide apostar en contra de su equipo, la solución es que se limiten a apostar en los que no participe.


Hay que ponerse límites y respetarlos

Para empezar, ya es importante que el proceso de apostar sea siempre producto de una reflexión. Aunque estemos hablando de divertirnos y de ocio, cuando hay dinero por medio las decisiones tienen que ser razonadas. Por eso, tampoco es conveniente que te lances cuando estás cansado, tienes un mal día en el trabajo o estás con fiebre. Más que nada porque no podrás pensar con claridad.


Además de estos límites relacionados con el tiempo y momento más adecuados para hacer apuestas, los que son verdaderamente importantes son los monetarios. Esta es una idea que comparten las propias casas de apuestas online que incluyen la posibilidad de que limites tus ingresos. Puedes hacerlo mensual o semanalmente, pero es una medida que no hay que obviar nunca.


Está claro que la cantidad razonable que se puede dedicar a esta clase de entretenimiento es algo muy personal. Está marcada por la situación financiera de cada persona. Lo que podemos proporcionarte son algunas claves para que calcules bien esos límites. Por ejemplo, piensa en un extra que vas a tener ese mes: una cena especial, comprarte esas deportivas que tanto te gustan o tener un detalle con tu pareja. Si perder la cantidad que has apostado te impedirá hacer ese gasto, deberías pensarlo dos veces.


Qué actitud hay que tener ante los resultados

No podemos olvidar que el objetivo final de una apuesta, de todas las apuestas sean o no deportivas, es ganarlas. Pero, por su propia naturaleza es imposible saber el resultado hasta el desenlace final del acontecimiento. En este caso, por mucho que hayas estudiado las estadísticas y apostado a “caballo ganador”, no tienes garantizado el resultado.


Así que, esta idea de inseguridad debe ser la que manejes todo el tiempo. Recordando, además, que se trata de un entretenimiento. Si has tenido en cuenta los consejos anteriores, lo mejor que puedes hacer es disfrutar. Y, relajarte si esta vez no has acertado.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 51 invitados conectado(s)

bonos sin deposito casino España