Red Purple Black

Comer solo es, ¿Positivo o Negativo?

PDFImprimirE-mail

Cuando señalamos que una persona come sola, estamos haciendo referencia a aquella que come aislada en su entorno no solo de manera física sino también de manera comunicacional; al estar sentada en la mesa de su comedor o en la mesa de un restaurante no tiene con quien comentar,  por ejemplo cómo está la comida o que va a pedir para el almuerzo o cena.

Lo positivo de comer solo

Para las personas que están a dieta y comen solas, esto puede hacer que cumplan con dicha dieta en comparación de aquellas que comen acompañadas. Una de las razones es que evitamos imitar el comportamiento de quienes tenemos enfrente o antojársenos de alguna comida que no está en la dieta o de la cantidad que esté comiendo su acompañante.

No nos preocupamos por cómo nos quedó la comida ya que no habrá quien critique si la misma quedó simple o muy salada o falta cocción.

Nos aleja de las interacciones sociales al momento de estar comiendo.

Fuente de la imagen: recetasfacil.com

Lo negativo de sentarse a comer solo

Aumenta el consumo de comida rápida

Debido a que se cocinara para uno mismo muchas veces se cae en el desgano de cocinar y se prefiere comprar comida rápida para alimentarse por ejemplo en la cena una hamburguesa o un hot dog.

Disminuye la variedad de alimentos en la dieta

Las personas que comen solas pueden tener una dieta repetitiva en exceso, al menos que esta haya sido suministrada por un especialista en régimen de salud o de entrenamiento. La repetición excesiva corre el riesgo de caer en déficit de algunos minerales, vitaminas, aminoácidos, ácidos omega, etc.

Disminuye el porcentaje de hortalizas y vegetales

La dificultad de deglución, la lentitud de prepararlas, en muchos casos, y sus sabores pobres en azúcares hacen que los vegetales no sean plato de gusto para los solitarios.

Disminuye el masticar

El estar solo dispara la ansiedad; en consecuencia cuando comemos solos lo haremos con prisa, con altos niveles de estrés, por lo que tenemos más a tragar que a masticar, con lo que disminuimos el trabajo de las enzimas de la saliva.

Aumenta mayor cantidad de aire

Motivado por la ansiedad y la reducción de la masticación, tragamos más aire al comer deprisa y por lo tanto hinchamos el estómago, disminuyendo la sensación de ansiedad.

Aumenta el consumo de azúcares

Al estar ansioso debido a la soledad recurrimos al consumo de alimentos cargados de azúcares añadidos. Así, nos darán la facilidad de tragar y pasar a otra cosa, disparando así nuestro riesgo de padecer diabetes de tipo B y enfermedades cardiovasculares.

Riesgo de padecer síndrome metabólico y Calidad nutricional baja

Ligado a la mala alimentación y el consumo de comida rápida o con alto contenido graso la persona que come sola tiende a engordar y tener deficiencias en complejos vitamínicos para su organismo.

Mayor tendencia a desarrollar desórdenes alimentarios graves

Ante estos riesgos, se recomienda a las personas que comen solas que lo hagan leyendo, escuchando música relajante o algún programa de radio que sea distraído.

Encuesta

¿Considera que su situación económica (particular) ha mejorado en el último año?



 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 23 invitados conectado(s)