¿Cómo se elige el tipo de narrador en una novela?

Imprimir

Lunes, 04 de Marzo de 2019 16:44

 

Cuando hablamos de contar historias, tanto si son reales como si son fruto de la fantasía, no solo es importante el mundo descrito y los acontecimientos suceden en él. La forma en la que se recurre al narrador son importantes, hasta cuando parece que este no forma parte de la propia narración.

Vamos a ver qué tipos de narradores podemos usar:

Los diferentes tipos de narradores, y sus características

Narrador en primera persona

Suele aparecer habitualmente e imprime un tono de realismo y vivencia persona a la historia que se cuenta. Suponemos que nos cuenta la historia en la cuál estaba cuando todo ocurrió. El universo en el que sucede damos por supuesto que en el mismo en el que se encuentra el narrador.

Aquí hay otros tipos de narradores:

Narrador testigo

El persona que tiene el rol de narrador no es el protagonista, sino que es alguien cercano al protagonista y que asiste a los acontecimientos principales de la historia. De gran utilidad cuando queremos mostrar la personalidad del protagonista.

En estos casos, el personaje que tiene el rol de narrador no ejerce de protagonista, sino de persona cercana al protagonista y que va asistiendo a los principales acontecimientos que articulan la historia..

Narrador protagonista

Este tipo es el narrador que más utilizado, pues es de los de mayor simpleza. La historia pasa a explicarse desde el punto de vista de por quien pasa la mayoría del argumento de la historia, como ocurriría en la vida real si contásemos algo que nos ocurriese.A la hora de usar este recurso, podemos utilizar infinidad de matices.

Narrador en flujo de pensamientos

Una clase de narrador que usamos poco, el cual intenta describir literalmente los pensamientos de una persona. Todo se explica en tiempo real.

Narrador en segunda persona

Un narrador caracterizado por explicar una historia a una persona concretamente. Se puede presentar en formato de epístola, como si todo se compusiese por una serie de cartas orientadas a un destinario o fuera un diálogo real en el que una persona habla y otra escucha.

Narrador en tercera persona

En este caso, el narrador en tercera persona es el que nos explica la historia que está caracterizada por no participar en nada o lo menos posible, en el transcurso de la historia. Lo podemos dividir en dos categorías.

Narrador omnisciente

De los más usados. Hablamos desde el punto de vista de una entidad que es ajena al plano de la realidad donde ocurre todo lo que se cuenta, como si fuese una especia de dios que cuenta con el acceso a la totalidad de la información al mismo tiempo.

Narrador observador

Parecido al anterior, pero aquí no tenemos acceso directo a la totalidad de la información que sucede. De todas formas, el narrador se involucra lo mínimo posible en lo que sucede, tanto a nivel físico como psicológico. Trata de mantenerse neutral y objetivo.

 

Como has podido ver, elegir al tipo de narrador no es sencillo, ¿con cuál te quedas?