Red Purple Black

Ventajas de las chimeneas eléctricas

PDFImprimirE-mail

Las chimeneas eléctricas son un elemento cada vez más demandado por parte de los particulares tanto por su sentido práctico como estético. Su apariencia es la de una chimenea tradicional, pero los leños o carbón de madera son falsos, acompañados por animación tanto de llamas como de brasas y un sistema de iluminación. Así se consigue crear el efecto de verdadero fuego, dándole así a la estancia un ambiente de lo más acogedor.

Aunque la chimenea eléctrica también sirve para calentarse, no es su función principal. Es una buena opción como complemento a otros sistemas de calefacción, como un radiador eléctrico, por ejemplo. Una chimenea de este tipo tiene en su interior instalada una resistencia eléctrica de como máximo 2.000 W y un ventilador que distribuye el calor por convección, tal y como podemos saber mediante la web de Chemin’arte.

¿Cuáles son las ventajas de las chimeneas eléctricas?

  1. Instalación: la principal ventaja que ofrecen este tipo de chimeneas tiene que ver con su facilidad de instalación. Tan sólo hay que enchufarlas a la corriente eléctrica. En algunos casos también se pueden instalar de obra encastradas a la pared, evitando así que ocupen espacio exterior.
  2. Diseños portátiles: actualmente se pueden encontrar chimeneas eléctricas portátiles que se transportan de forma rápida y sencilla entre las diferentes estancias de la vivienda.
  3. Limpieza: son aparatos muy limpios a diferencia de las chimeneas tradicionales ya que no generan cenizas ni humos. Es por ello que su limpieza resulta de lo más sencilla.
  4. Seguridad: por supuesto, también hay que resaltar la seguridad que ofrecen este tipo de aparatos. No tienen fuego real, de modo que es imposible quemarse con ellos. Un gran punto a favor en aquellos hogares en los que hay niños pequeños.

Potencia de las chimeneas eléctricas

A la hora de comprar un aparato de este tipo, uno de los factores más importantes tiene que ver con la potencia. Todo depende del espacio, teniendo en cuenta que el poder calorífico es notablemente inferior al de una chimenea de leña.

En líneas generales, se recomienda una potencia de 1kW por cada 10 metros cuadrados. Por lo tanto, para un salón de 15 metros cuadrados se necesita una chimenea eléctrica de 1.500 W de potencia.

Estas chimeneas son estupendas para calentar una estancia cuando no haga mucho frío. Así se consigue dar calidez al ambiente sin necesidad de poner la calefacción por toda la casa, ahorrando así en la factura del gas.

Consumo de las chimeneas eléctricas

Una de las principales dudas por parte de los usuarios en relación a las chimeneas eléctricas tiene que ver con el consumo de este tipo de aparatos. Pues bien, en función del programa de simulación de llamas, el consumo es muy bajo. La gran mayoría de modelos utilizan sólo una o dos lámparas de luces LED. En cuanto a su potencia, es de 2.000W como máximo, por lo que el consumo es el mismo que el que podría tener un radiador eléctrico de esa potencia.

En definitiva, las chimeneas eléctricas son un aparato 100% recomendable para decorar el hogar y calentar las diferentes estancias.

Encuesta

¿Tiene decidido su voto para las próximas elecciones municipales?



 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 41 invitados conectado(s)