Red Purple Black

Visitar Plasencia

PDFImprimirE-mail

Ubicada a 85 kilómetros al norte de Cáceres, Plasencia es uno de los puntos estratégicos de la conocida Ruta de la Plata. A lo largo de la historia numerosas civilizaciones han habitado en ella, como los árabes, los judíos y los cristianos. Así, a día de hoy Plasencia cuenta con un patrimonio artístico histórico muy rico, el cual bien merece una visita.

¿Qué ver en Plasencia?

El centro histórico de Plasencia es Bien de Interés Cultural. Pasear por sus calles en muchos se convierte en un viaje en el tiempo hacia épocas pasadas debido a sus palacios, iglesias, conventos y casa blasonadas. Una verdadera joya para los amantes de la historia. A continuación señalamos los principales atractivos turísticos de la ciudad.

  • Plaza Mayor: el corazón de la ciudad, donde tiene lugar el tradicional mercado cada semana. En ella se pueden encontrar edificios de interés como la Casa Consistorial, en cuya torre renacentista se puede observar el “abuelo mayorga”, una estatua que se encarga de dar las horas y que fue construida en homenaje al relojero que fabricó la torre. Actualmente es uno de los principales emblemas de Plasencia.
  • Casa del Deán: muy cerca de la Plaza Mayor se encuentra la Casa del Deán. Un palacio del Siglo XVII cuyo principal atractivo es el gran balcón en esquina de estilo neoclásico.
  • Catedrales: si hay algo que caracteriza a Plasencia es que cuenta con dos catedrales; la vieja data del Siglo XIII y la nueva del XVI. Ambas están prácticamente unidas, creando una imagen muy bella y grandiosa. A pesar de ser de estilos diferentes, ambas catedrales forman un resultado muy armónico digno de contemplar. El interior de ambas catedrales es interesante de visitar. En la catedral vieja lo más destacado es el claustro y en la nueva el retablo del Siglo XVI ubicado en la nave central.
  • Palacio Episcopal: otro de los monumentos imprescindibles en Plasencia es el Palacio Episcopal símbolo de la relevancia que el Obispado de Plasencia tuvo durante Siglos. De estilo renacentista y un claustro interior por el que es muy agradable pasear.
  • Judería: la antigua judería es visita obligada en la ciudad. Lo mejor es olvidarse del plano y dejarse llevar por el entramado de callejuelas llenas de encanto. En la rúa Zapatería y la calle Arenillas el tiempo parece haberse detenido varios Siglos atrás. Imprescindible conocer el Palacio de los Monroy, también conocido como Casa de las dos Torres. Es la mansión señorial más antigua de la ciudad.
  • Acueducto de San Antón: uno de los lugares más bellos de Plasencia es el acueducto de San Antón. De origen medieval, tiene un total de 55 arcos de medio punto. Fue construido para traer el agua desde las Sierras de Cabezabellosa y El Torno.

Visitar Plasencia es una verdadera experiencia para los cinco sentidos. Una ciudad llena de historia y de cultura que ofrece un recuerdo inolvidable a los viajeros. La ciudad combina de una manera fabulosa historia, patrimonio, cultura, gastronomía y paisaje. Es por eso que a Plasencia se le conoce como “La Perla del Norte” de Extremadura.

 

Encuesta

Como valora las pasadas Fiestas y Ferias de Béjar





 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 37 invitados conectado(s)