CCOO exige retirar la reforma de la administración local

Imprimir

Viernes, 19 de Julio de 2013 01:17

Comunicado CCOO / CCOO considera que la nueva Ley supondrá el abandono de cualquier tipo de política de asentamiento de población en nuestro entorno rural y un grave perjuicio económico. Además, creemos que contradice sustancialmente el reciente acuerdo alcanzado entre PP y PSOE respecto de la Ley de Ordenación del Territorio de Castilla y León.

La iniciativa legal es, en opinión de CCOO, además de injusta e injustificada, anticonstitucional, como ha dictaminado el propio Consejo de Estado. No en vano, los municipios españoles han sido una de las mejores expresiones de nuestra democracia, con miles de concejales y concejalas elegidos por sus vecinos y vecinas, que han gobernado en general con gran eficacia, satisfaciendo las demandas ciudadanas más acuciantes, pese a la indefinición legislativa sobre la financiación municipal.

La reforma local, es recentralizadora e invasora de competencias autonómicas, y contraviene la Carta Europea de la Autonomía Local ratificada por España en 1988. Esa autonomía local es base de la arquitectura de cualquier democracia. Su ruptura se quiere justificar por  eficiencia económica pero es dudosa esta pretendida rentabilidad, ya que, además, no son los Ayuntamientos los culpables del déficit público. Su deuda apenas supone un 3% en los números rojos de las administraciones públicas.
Estamos ante un capítulo importante de los recortes a las administraciones públicas, en beneficio de los intereses económicos privados. La gestión de lo público quedará por ley más subsidiada a la iniciativa privada, pasando a un segundo plano el beneficio y la rentabilidad social de los servicios públicos.

Asimismo, se anularán las competencias autonómicas sobre ordenación territorial y coordinación de las administraciones locales, atendiendo solo a cuestiones demográficas y obviando aspectos culturales, identitarios, económicos, productivos, de infraestructuras, recursos naturales o de articulación de servicios públicos.

La reforma no solo desatiende la reivindicación histórica del municipalismo de contar con suficiente financiación, además, ahora las CCAA podrán decidir la prestación de un servicio municipal sin la correspondiente partida presupuestaria.
Respecto a la “sostenibilidad” de la futura ley, supondrá un ahorro –según el Gobierno- de 8.000 millones de euros. Sin embargo, mucho nos tememos que será solo factible por la vía de nuevos recortes en recursos, servicios y empleo público.

El sometimiento de la administración local a los recortes y al tutelaje de la administración autonómica, más que quitar duplicidades y competencias impropias, dará paso a la eliminación de competencias tan relevantes como educación, salud o servicios sociales.
La reforma del Gobierno es incongruente con lo que argumenta. Ni racionaliza la estructura organizativa según los principios de eficiencia y equilibrio financiero, ni clarifica las competencias municipales, ni ahorrará dinero público. Pero sí que es uno de los ataques más duros al modelo de bienestar y de convivencia que se ha producido en nuestra democracia. En consecuencia, CCOO exige la retirada del Anteproyecto de Ley y abogamos por la negociación de la mejora de la viabilidad financiera municipal y la defensa y mejora del empleo y los servicios público.

CCOO junto con UGT ha suscrito un manifiesto donde además de denunciar todo lo expuesto en los párrafos anteriores, reivindica el papel fundamental de las corporaciones locales para el desarrollo del estado del bienestar. No en vano en la mayoría de las zonas rurales es la única administración presente y la única prestadora de servicios que, de aprobarse la ley propuesta, dejarán de prestarse o se hará de forma muy deficiente.