España, un campo de recursos en vías de actualización

Imprimir

Jueves, 23 de Mayo de 2019 00:29

Tras desbancar a Italia, España se ha hecho con el codiciado título de país más saludable del mundo, algo de lo que muy orgullosamente presumen los españoles. Sin embargo, no se deben confundir términos, que España haya logrado dicho título no significa ni mucho menos que los españoles sean los ciudadanos más saludables del mundo, simplemente significa que viven en el mejor país para lograrlo.

Y en eso, sí que no se han confundido, a lo largo y ancho del territorio nacional se extienden grandes campos de cultivos capaces de proporcionar las frutas y verduras que cualquier persona debería ingerir a lo largo de su vida sin aburrirse, y es que, los hay para todos los gustos. Pero, además, los extranjeros ven en España un mercado de productos de grandísima calidad del que poder abastecerse, de ahí que la exportación se haya convertido en una parte importante de la economía del país. Sin embargo, y como indican desde Javier Antoraz,“los accidentes en el mundo agrícola son abundantes, el empleo de maquinaria agrícola antigua, su mal uso, así como el mal mantenimiento constituyen las principales causas de accidentes”.

Y es que, quizás sea el momento de pensar que sería de todos los vegetarianos y veganos que habitan el país sin la enorme producción agrícola, ¿serían capaces de autoabastecerse?, ¡quién sabe!

Lo que está claro, es que llevar una dieta equilibrada como la mediterránea, abundante en frutas y verduras, se complicaría y mucho de no ser por todas esas personas que han elegido el campo como medio de vida y que miman sus cosechas como si de hijos se trataran.

Por desgracia, la agricultura no siempre es agradecida y, en ocasiones, lo que deberían ser ganancias se traducen en pérdidas provocadas por lo general por inclemencias meteorológicas que dañan las cosechas de tal manera que lo producido ya no es apto para el consumo.

“La actividad agrícola está sometida a factores sobre los que nadie tiene control yque, para desgracia de muchos, aparecen con frecuencia. Las constantes pérdidas del sector obligan a muchos a retrasar el mantenimiento y la renovación de sus tractores, por lo que siguen trabajando con vehículos antiguos que no poseen sistemas antivuelco. El vuelco de estos vehículos es la principal causa de muerte en el sector agrícola” comentan desde Javier Antoraz.

Pero, ojo, porque en el mundo agrícola, y al igual que sucede con cualquier otro tipo de vehículos, también existen máquinas y marcas más codiciadas que otras,que requieren de una enorme inversión. Y es que, son muchos los que sueñan con hacerse con el “Ferrari” de los tractores, lo que también influye en ese retraso.