¿Cómo es la ración de jamón ibérico perfecta?

Imprimir

Martes, 04 de Octubre de 2016 06:45

Cuando degustamos un jamón ibérico de bellota, debemos saber que no todos los formatos ni todas las presentaciones permitirán el mismo deleite en el paladar. Cualquier ración de jamón ibérico no vale, sino que se requieren unas características determinadas para apreciar al máximo su sabor.

El corte de las lonchas, un aspecto ideal para la degustación del jamón ibérico

La mejor forma de poder degustar un jamón ibérico es recién cortado. Las lonchas de este producto deben ser lo más finas (casi transparentes) y pequeñas posibles, para que se coma de una sola vez.

Una ración de jamón ideal combina lonchas de las diferentes partes del jamón. Es decir, teniendo la pieza colocada hacia arriba (con la base de la pezuña orientada en esta posición), iniciáis la ración con lonchas cortadas de la zona central, posteriormente, continuáis con la punta y finalmente, con el codillo.

Para servirlo, las lonchas deben establecerse en una sola capa o solapadas muy ligeramente para que la presentación resulte 100% atractiva y para que la grasa del jamón no pegue unas con otras. Esto es, el plato no debe estar muy recargado, aunque la ración variará dependiendo de los comensales. Lo perfecto sería aproximadamente 80-100 gramos por plato.

Además, debéis saber que el jamón loncheado a máquina y envasado al vacío no tiene el mismo sabor que una pieza cortada manualmente, ya que el gusto que desprende es completamente diferente al de un corte artesanal, ya que la grasa no es de la misma calidad que la que se desprende en un corte mecánico.

La temperatura, un factor a tener en cuenta para comer jamón ibérico

Si queréis apreciar el mejor sabor del jamón ibérico en boca, hay que tener en cuenta que la temperatura ideal para disfrutarlo ha de estar situada entre los 20 y 24 grados. Así, se notará más su aroma y su sabor. ¿Por qué esta temperatura? Porque es la ideal para que el jamón ibérico sude y tenga un gusto más intenso.

Si la temperatura está por encima, el jamón ibérico no tendrá el sabor apropiado y, si está por debajo, el aceite oleico no estará presente en la loncha y, de este modo, no se disfrutará igual su degustación.

Recordad que nunca debéis servir el jamón frío y que, cuanto mejor estén colocadas las lonchas de jamón en el plato, mejor entra por los ojos y más agradable resulta la cata.

En la tienda online Tu Jamón Directo disponen de productos ibéricos de gran calidad, destacando entre ellos el jamón ibérico de bellota Guijuelo con Denominación de Origen, un producto muy sabroso que seguro que no dejará indiferente a vuestros invitados.