La actual situación de incertidumbre política está provocando un considerable aumento de la necesidad de protección en los negocios

Imprimir

Miércoles, 17 de Agosto de 2016 01:15

Hace algunos años, los aspectos más relevantes a la hora de comprar o alquilar un local solían referirse a cuestiones como la superficie del mismo, su ubicación, la calidad de la construcción, los equipamientos, los accesos al mismo, la existencia de paradas de autobús o de metro cercanas, la comunicación con el centro de la ciudad, el entorno en el que estaba ubicado… Hoy en día, estos parámetros han dejado paso a un elemento que resulta cada vez más fundamental: nos estamos refiriendo a la seguridad.

Según recientes estudios, la inestable situación política actual en nuestro país está provocando un incremento en la demanda de medidas de protección por parte de los locales de negocio. Así, la salida de la crisis económica está propiciando la creación de nuevos negocios que buscan, para el desarrollo de su actividad, locales que reúnan todas las características antes citadas y que, además, dispongan de suficientes medidas de protección para garantizar que la importante inversión realizada no se vea empañada por posibles siniestros.

De este modo, resulta habitual en los locales comerciales de nuestras ciudades encontrar medidas protectoras como rejas en las ventanas o persianas de apertura retardada. Por otro lado es requisito legalque los locales estén protegidos frente a cualquier tipo de contingencia. Según las características o naturaleza de la actividad a desarrollar, será obligatorio añadir además determinadas medidas de seguridad, como la creación de un departamento de seguridad, la contratación de vigilantes especializados, o la instalación de dispositivos de seguridad y alarmas.

Entre los dispositivos de seguridad más demandados se encuentran los sistemas de captación y registro de imágenes, esto es, las cámaras de seguridad que permiten el control y, en su caso, la identificación de los infractores, así como los dispositivos electrónicos que detectan los intentos de sustracción o acceso a zonas prohibidas. Pero sin duda la medida de seguridad más solicitada por los usuarios en la actualidad consiste en los sistemas de alarma conectados a una central.

En el caso de optar por este sistema de protección, habrá que asegurarse de que la instalación sea realizada por empresas acreditadas. Para saber cuál elegir, es conveniente atender a las opiniones de otros usuarios, como por ejemplo las recogidas en SecuritasDirect opiniones. Además, y tras la instalación, resulta conveniente cumplir con el mantenimiento y revisión adecuados con el fin de garantizar así el buen funcionamiento de los sistemas de protección y seguridad.

Por supuesto, en aquellos negocios en los que lo habitual es el manejo de fuertes sumas de dinero o materiales muy valiosos, será imprescindible incrementar al máximo las medidas de seguridad; cajas fuertes, cámaras acorazadas, puertas y escaparates blindados o pulsadores antiatraco son elementos habituales en joyerías, galerías de arte o establecimientos de cambio de moneda.

En resumen, para incrementar la sensación de protección y seguridad en este momento de gran incertidumbre política, lo más adecuado es proceder a la instalación de aquellas medidas de seguridad tendentes a proteger la vida de las personas y el valor de los bienes. En este sentido, cabe destacar la instalación de cámaras de seguridad con grabación de imágenes que permiten obtener una completa cobertura visual, muy útiles en labores de vigilancia y en la investigación de posibles delitos. Los sistemas de alarma conectados a una central,comunican rápidamente con la policía y tienen además una función disuasoria.Por último, es aconsejable la instalación de rejas en las ventanas y otros accesos al establecimiento, además de cerraduras de seguridad en puertas y persianas.