Deporte y mal tiempo son compatibles

Imprimir

Lunes, 25 de Abril de 2016 04:00

Practicar deporte en zonas con inviernos largos requiere de una mayor fuerza de voluntad y afán de superación, para motivarnos en nuestros propósitos deportivos nos podemos ayudar de elementos como una cinta andadoracomprar una elíptica, opciones económicas, de fácil manejo y que ofrecen una buena alternativa en casa al deporte de exterior en días “incómodos”.

Evidentemente nuestra casa no es un gimnasio y no podemos tener todos los aparatos que nos gustaría, sin considerar por supuesto que el factor económico es también un condicionante, por ello tenemos en muchos casos que elegir que opción nos conviene más antes de decantarnos por una opción concreta.

Nosotros hoy os exponemos las virtudes dos de las maquinas más frecuentemente utilizadas en domicilios particulares.

Bicicleta elíptica.

Es de los aparatos más sencillos de utilizar y por ello estamos ante una de las mejores máquinas para hacer ejercicio en casa. Es ideal para hacer entrenamiento cruzado (nos ayuda a ejercitar tanto la parte del tronco superior como la inferior) fortalece nuestra musculatura y en definitiva provoca una pérdida de peso notable con algo de ejercicio cuidado. La bicicleta elíptica es además una de las mejores opciones para gente con diversas lesiones como parte de la recuperación, pues los tendones y los músculos si no se mueven se recuperan mucho peor o pueden sufrirse otras lesiones como las famosas tendinitis, algo que ocurre con las carreras de exterior.

Cinta de correr

Es un aparato técnico pero al que uno se adapta rápidamente. El nivel de rendimiento es ideal para trabajar con unas intensidades controladas, puesto que al ser el motor el que te impone el ritmo, este es constante. Controlas perfectamente cuál es la velocidad en cada momento sin moverte ni un pelo. Si lo que buscas es control sobre tus entrenamientos y tus marcas, la mejor es la cinta.

No obstante, no todo son virtudes en el mundo de la cinta estática. Y es que además de consumir gran cantidad de electricidad -también las hay automáticas-, este aparato da gran impulso a nuestras piernas, lo que hace que no trabajemos tan duro como al aire libre y que, por tanto, gastemos menos energía y quememos menos calorías.

Ahora tu decides que maquina que adapta mejor a tus necesidades, pero lo importante es que el mal tiempo no aplaque tus ganas de practicar deporte.