Salamanca registró 15.305 donaciones de sangre el pasado año, un 4,39% más que en 2014

Imprimir

Jueves, 28 de Enero de 2016 00:09

saludadiario.es / De nuevo la solidaridad de los ciudadanos permitió superar el reto que se marcó la Hermandad de Donantes de Salamanca de alcanzar las 15.000 donaciones durante 2015. Según han confirmado hoy los representantes de la entidad, el año se cerró con un total de 15.305 extracciones, lo que supuso un incremento del 4,39% con respecto a 2014, muy superior al del conjunto de Castilla y León (1,45%)

Si en ese ejercicio se produjo el aumento más importante registrado en toda la historia de la Hermandad”, como destacaba su presidente, Rogelio Carrasco, en la presentación del balance anual, los datos correspondientes a 2015 no solo consolidan el crecimiento, sino que fijan otro récord y alientan a la organización a traspasarlo de nuevo este año, alcanzando las 16.000 donaciones.

“Hemos ganado una batalla, pero la siguiente comenzó el 2 de enero, y no podemos perder ninguna, por el bien de las personas que necesitan de los componentes sanguíneos. Por lo tanto, la Hermandad continuará, como viene haciendo desde hace 49 años, fomentando el espíritu de solidaridad y el altruismo mediante la donación de sangre y de médula ósea”, ha declarado Carrasco, que ha valorado el trabajo conjunto desarrollado por la organización y el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León.

En una rueda de prensa en la que también han intervenido Joaquín Serrano Martínez y Pedro Manuel García Calvo, vicepresidentes de la entidad, y Agustín Sánchez Chaves, su secretario general, el presidente de la Hermandad ha mostrado su satisfacción por la cifra de extracciones y ha agradecido la generosidad de los donantes, así como la labor del “excelente” personal del Centro de Hemoterapia, la de los 33 delegados y colaboradores de la Hermandad en la provincia y el interés de las personas que quisieron donar sangre y que finalmente no pudieron por diversas circunstancias.

Esencial en numerosas áreas asistenciales

Una vez más, el presidente de la organización ha subrayado que la donación de sangre es de vital importancia para muchos enfermos, recordando que con este gesto se pueden salvar hasta tres vidas -de cada bolsa de sangre es posible extraer y transfundir hasta tres componentes sanguíneos-. De hecho, los componentes sanguíneos son fundamentales en numerosos campos asistenciales, como ponen de manifiesto algunos datos de la Federación Nacional de Donantes de Sangre, aportados esta mañana por los representantes de la Hermandad de Salamanca, que han indicado que el 24% de la sangre donada se utiliza en Oncología; el 23%, en intervenciones quirúrgicas; el 15% para tratar enfermedades de la sangre y el 12% en trasplantes de órganos. Además, el 12% de las donaciones permite satisfacer las necesidades que surgen en los paritorios y el área de Obstetricia y otro 16%, las de pacientes crónicos y otros procesos.

Durante el pasado año, en la provincia salmantina se contabilizaron 2.057 nuevos donantes, de los cuales 124 se sometieron a una extracción de sangre al cumplir los 18 años, un dato que ha destacado Carrasco como ejemplo de compromiso de quienes alcanzan la edad mínima para donar. Al finalizar el año, la Hermandad contabilizaba 16.209 donantes activos, es decir, personas que se han sometido al menos a una extracción en los últimos tres años. Según los datos aportados por la entidad salmantina, algo más del 61% de las 15.305 donaciones conseguidas en 2015 (9.344) se realizó a través de la unidad móvil, que se desplazó en 299 ocasiones a los distintos municipios de la provincia, a universidades y centros de enseñanza, centros comerciales, centros de salud, instalaciones militares, asociaciones, instituciones públicas y empresas, así como a algunas de las principales calles, a través del autobús de donación.

Donación por aféresis

Una vez más, la solidaridad de los habitantes de las diferentes localidades resultó decisiva, generando el 35,7% de las unidades conseguidas (5.473), junto con la generosidad de las personas que se acercaron a donar al punto fijo situado en el Hospital Virgen de la Vega, donde se produjo un significativo incremento de donaciones, alcanzando el 38,9% del total, hasta llegar a las 5.961.

Por otro lado, los representantes de la Hermandad han recordado que desde principios del pasado año es posible donar nuevamente plasma, el componente sanguíneo más deficitario en España, necesitándose especialmente de los tipos B y AB. En este sentido, Rogelio Carrasco ha apuntado que a lo largo del pasado año se registró una media mensual de 28 donantes por aféresis, un procedimiento que permite extraer el plasma, que puede ser usado directamente en transfusión o para la obtención de hemoderivados útiles en el tratamiento de diferentes enfermedades.

Reconocimientos

En cuanto al perfil del donante, es mayoritariamente masculino (59,5%) y se sitúa en un tramo de edad comprendido entre los 18 y los 32 años (39%). Además, los representantes de la Hermandad han desgranado algunas de las acciones desarrolladas en 2015 para fomentar la donación -las extracciones las realizan los profesionales del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León-, como la organización de más de 30 charlas o la organización de actos de reconocimiento de los donantes más comprometidos. Así, en el pasado ejercicio se se entregaron 15 distinciones como Gran Donante Nacional a personas que alcanzaron las 75 extracciones; 39 Cruces Azules (50 donaciones); 168 Medallas de Oro (25 donaciones); 266 de Plata (15) y 341 de Bronce (10 extracciones).

Por último, el presidente de la Junta Rectora de la Hermandad de Donantes de Sangre de Salamanca ha tenido palabras de agradecimiento para los Ayuntamientos de Béjar, Peñaranda, Los Santos y Lumbrales, que han dedicado calles o monumentos a los donantes de sangre, un reconocimiento que se dirige “a los propios vecinos” de estos municipios, por lo que ha expresado su deseo de que estos gestos “sirvan de ejemplo” a otras localidades.

Articulo original pinchando aquí.