Red Purple Black
La Opinión del Lector

Las razones de una Tribuna Abierta por Béjar

PDFImprimirE-mail

Domingo, 20 de Abril de 2014 22:55

Editorial conjunto de DIBECO (Béjar FM, Béjar Información, Béjar Noticias y Béjar biz)

El pasado 29 de marzo se celebró en el Casino Obrero de Béjar la primera Tribuna abierta, organizada por DIBECO, con el tema La Industria el Turismo. La Covatilla y el Parque Natural.
La Tribuna fue un lugar de encuentro donde se pudo debatir y hablar en libertad sobre esos temas que son realmente importantes para el presente y futuro de la ciudad. Asistieron todos los ponentes invitados, salvo el representante del PP, que gobierna ahora el Ayuntamiento, lo que fue señalado y criticado por algunos de los intervinientes.
Hay que enmarcar esta foto, porque desde hacía mucho tiempo no se reunían en Béjar en una mesa representates de partidos e instituciones y otros ciudadanos a título personal. Esto, que debería ser lo normal lamentablemente es una excepción, el autismo abunda en la ciudad y en especial en la clase política.

También fue muy positiva la participación del público y ese era uno de los objetivos de la Tribuna, posibilitar un espacio de debate y reflexión no limitado a los partidos, pues entendemos que los temas comunes interesan y afectan a todos.

Otro aspecto positivo fue el tono de las intervenciones, centradas en hacer propuestas constructivas y no en criticar lo que dice el otro. Naturalmente hubo críticas y confrontación de ideas, pero todas ellas dentro de un tono constructivo.

Algunas cosas a mejorar: bastantes, por ejemplo hubo demasiadas personas invitadas como ponentes, lo que redujo las posibilidades de hablar por parte de los vecinos. El tema era demasiado amplio y no hubo tiempo para profundizar. No ha habido tiempo de recopilar y ordenar las aportaciones y publicarlas, para que queden como testimonio para el futuro, esa es una de las tareas que como DIBECO nos hemos propuesto y lo iremos haciendo en la medida de nuestras posibilidades.

Debemos hacer una mención especial al Casino Obrero, lugar emblemático de la cultura y la vida social bejarana. A pesar de que hubo presiones para que el debate no se celebrara, la Junta directiva optó por hacerlo, lo que es de agradecer por todos los ciudadanos. Tal y como dijo el representante de DIBECO en la Tribuna aquél era un acto político, entendiendo la política como el interés de los ciudadanos, pero no partidista ni muchísimo menos un debate electoral.

Desde DIBECO tenemos la intención de realizar otras Tribunas Abiertas, subsanando los errores y aprendiendo de la experiencia, sobre otros temas, tales como el comercio y el sector primario, la educación, la sanidad, la cultura, el patrimonio arquitectónico y El Bosque, cómo crear empleo, etc.

Hay en Béjar un 40% de parados sobre la población activa. Desde DIBECO queremos contribuir a una reacción de la sociedad para superar esa lacra. Ese es el auténtico objetivo de la Tribuna Abierta.

 

Prodigios en Béjar por San Silvano. Por Gabriel Cusac

PDFImprimirE-mail

Viernes, 04 de Abril de 2014 01:03

Una obra de Gabriel Cusac / Entre la nómina del santoral también estaba San Silvano, que casi es decir San Fauno, Santa Náyade, Santa Dríada, Santa Paganía Silvestre. Sea como fuere, San Silvano y toda la recua hagiográfica del 20 de febrero se postraron ante dioses insurrectos, y aquel día aconteció, díscolo y dulce, un exabrupto contra la normalidad. Es cierto. En el día más loco del febrerillo loco, pasó la utopía y pasó el hechizo, al menos en estos lares. Porque ocurrieron prodigios en la ciudad estrecha. Ya solo queda un perdurable perfume de incertidumbre. ¿Qué aconteció? Una cárdena flor bipétala, y sus pétalos como inflados labios femeninos, a lo bótox, apareció en la Peña de la Cruz tal aparecen las violetas montaraces. A la vista, salpicó el sitio de besos aparentes; al tacto, regalaba un beso verdadero a quien se tumbara junto a ella. Hombres, mujeres, niños, jóvenes, ancianos, tanto dio. Quienes recibieron tal regalo, el beso abracadabrante, se tornaron melosos, mimosos, melindrosos.

Hubo en Béjar, por San Silvano, una pasajera corriente de cariño. Falta hacía. Por el mismo paraje y por El Castañar, por Llano Alto y por La Centena, por La Fuente del Lobo y por Santa Ana, por La Francesa, tomando pacíficamente los montes del sur y pintándolos de fiesta, voló un extraño pájaro colorido, un alado tropical que parecía escapado de las leyendas de Miguel Ángel Asturias. Llevaba el arcoíris en sus plumas, un penacho señorial, una cola en abanico; el pico, curvo de los nectívoros, era lapislázuli tallado. Tenía el volador tamaño de gorrión, y apóstata la actitud. Rara avis, en verdad, sumario abigarrado de pavo real, loro y colibrí.  Y pájaro de cuidado, oigan. Cantaba heterodoxo, pues en vez de decir “pío”, decía “yonopío”, todo seguido. “Yonopío, yonopío”, iba proclamando el ácrata. Le bautizaremos con onomatopeya, qué menos, porque tiene mérito lo del “yonopío”. Es sonoro; pruebe quien quiera la lectura en voz alta: “¡Yonopío, yonopío, yonopío!”. Luego, cante de carrerilla. La roja flor amorosa, con su siembra de cariños, y el yonopío coronando robles y castaños, revolvieron lo autóctono, proclamaron Jauja de un día y resucitaron la maravilla por los montes del sur.

Pero dentro de la misma ciudad acontecieron otras metafísicas no menos espectaculares. Al mediodía, el gigantón Hombre de Musgo, tirando con desdén su escudo apócrifo y su porra cavernícola, marcó un terrible corte de mangas en el aire y abandonó su solio de La Antigua. Festina lente, con paso autómata y demoledor, cogió la Veintinueve de agosto como quien coge el camino de la venganza. Daba miedo ver la mole en movimiento, esa cacharrería andante que hacía retemblar las paredes. “¡Bum! ¡Bum!”, pisaba. Y la gente corría como en una película de invasión alienígena. A la par que espantaba al paisanaje, poco a poco iba arremolinando tras su estela una caravana sobrevenida e inútil donde marchaban  todoterrenos de la Guardia Civil y de Protección Civil, coches de la Policía Local y de la Policía Municipal, una furgoneta de la Cruz Roja, dos ambulancias, un camión de bomberos y el camión municipal de obras con el alcalde de copiloto. “¡Esto es un sin Dios!”, gritaba el munícipe con medio cuerpo fuera de la ventanilla y gesticulando desesperado, a lo baile de San Vito.

Vibraban los adobes y las vigas centenarias de la ciudad vetusta, se estremecía el esqueleto urbano. Veintinueve de agosto, Plaza Mayor, Calle Mayor: 200 expedientes de ruina en el camino.Ya en La Corredera, junto a la fuente, el Hombre de Musgo se dio la vuelta, enfrentándose al convoy, cual ya cerraba, por despiste o mercadotecnia, la furgoneta del carbonero, voceando por megafonía: “¡Picón, picón de encina!”. Se produjo entonces desbandada general, porque una cosa es aparentar que se defiende a la ciudadanía y otra ser gilipollas, y todos los ocupantes salieron pitando de los vehículos. El coloso se limitó a chafar el capó de un Nissan de los picoletos. Para muestra, un botón. Luego, con una especie de bamboleo pendular, diríase que afectadamente, el monstruo se acercó a la fuente para coger a la Bañista de la mano. A colación, debe decirse que ya discuten los eruditos locales, casi exegéticamente, el porqué de no haberse animado el día de los prodigios la colección del Museo Mateo Hernández, y lo más aceptado es que acaso los museos sean cárceles, y prisioneras las obras.

También se apunta que la revolución es callejera por antonomasia, y que de todas formas la Gran Bañista original, esa macizísima, esa provocadora de marcada anatomía en granito coral de Finlandia, emigró el año pasado al Reina Sofía. Pero a cuenta de qué razonar pequeñas minucias en las grandes maravillas; quién sabe si el Hombre de Musgo, por afinidad metálica, iba ya a tiro hecho. En todo caso, bella de bronce y bestia de acero, con la foca de escolta, tiraron para el Arca Madre. Irían en busca de la flor de amor, del canto nuevo del yonopío.Sobre las siete de la tarde, mientras beatos  aterrorizados cantaban apocalípticamente en las iglesias el último ángelus, precedió al crepúsculo una niebla de ámbar. Apareció súbita y enorme, desde no se sabe dónde, y bajó a la ciudad como el émbolo de una prensa.

Olía a manzana verde, qué capricho.  Se disolvió al minuto, fugaz y misteriosa, clausurando los portentos. Retornando la asustada luz del atardecer, ya estaban las estatuas en su sitio, quietas y calladitas, como mandan los cánones; y ya no estaban por el monte la flor besucona y el pájaro que piaba el no piar. ¡Ah! Casi queda olvidada, en estos apuntes, otra fantasía singular: siete bejaranos, el 20 de febrero, sustituyeron la tarjeta del ECYL (vulgo INEM) por un contrato de trabajo. La bipétala flor, trayendo fiebres de ternura; el pájaro iconoclasta (de carrerilla: “¡yonopío, yonopío, yonopío!”); las estatuas vivientes; el cierre de fiesta con niebla de ámbar, aromada de manzana verde; siete parados bejaranos que dejan de serlo: prodigios en Béjar por San Silvano.

Blog personal de Gabriel Cusac: gabrielcusac.blogspot.com.es

 
 

Feliz 2014. Artículo de Ángel Orgaz, presidente NNGG Béjar

PDFImprimirE-mail

Miércoles, 01 de Enero de 2014 22:07

Buenas tardes,

Quiero aprovechar el presente escrito para desearles que el próximo año 2014, venga cargado de prosperidad y buenas noticias.

Esa misma prosperidad es la que como presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Béjar, deseo para nuestra ciudad. Los jóvenes españoles, al igual que el resto de la sociedad, vivimos tiempos difíciles, y momentos duros, pero los cuales estoy seguro terminarán más pronto que tarde.

Por ello, no podemos perder la esperanza, y debemos seguir trabajando, cada uno en la medida de nuestras posibilidades, para salir de esta situación. Estoy convencido, de que los jóvenes en esta tarea, tenemos un papel fundamental, y debemos ser conscientes de ello, se trata de nuestro futuro, de nuestra ciudad, de nuestro país. La dificultad de los tiempos, la situación política, la desconfianza de muchos ciudadanos en nuestros políticos…parece haber instalado en nuestra generación una situación de desafección a la política, y de pesimismo, y por ello es costoso que los jóvenes se impliquen en la vida política. Ejemplo de ello es nuestra ciudad, donde a las organizaciones juveniles políticas, aún nos queda mucho por avanzar. Pero no me resigno a este pesimismo, y no desisto en pedir a los jóvenes, que no dejen de implicarse en los asuntos que nos atañen que son muchos. Hay muchas formas de hacer política en la vida a diario, no solo dentro de los partidos políticos. En Nuevas Generaciones, estamos abiertos a recibir todos aquellos jóvenes que tengan algo que decir, y estoy seguro, que el resto de grupos políticos de la ciudad también.

Los partidos políticos, deben escuchar a los jóvenes, tenemos aún mucho que ofrecer, somos una generación que quiere formarse, prepararse, y ser protagonistas del cambio en nuestro país. Afortunadamente en el Partido Popular de Béjar, se nos ha escuchado y se ha contado y se cuenta con nosotros siempre. Pero no nos olvidemos de que los jóvenes, debemos ser inconformistas, criticando aquello que no nos gusta, y colaborando en hacer de Béjar una ciudad mejor, con el objetivo de que algún día los jóvenes que han pasado parte de su infancia, y juventud en esta ciudad, puedan trabajar y vivir también en ella.  En ello, no cesa ni cesará en su empeño ni esta organización, ni el Partido Popular de Béjar.

Con mis mejores deseos, feliz año nuevo.

Ángel Orgaz Valle

 
 

La crisis económica en Salamanca; un análisis del profesor Ángel Lozano

PDFImprimirE-mail

Domingo, 29 de Diciembre de 2013 03:03

  • Las falsas promesas electorales de Rajoy son gran una decepción para las miles de familias salmantinas, incluso para las que votaron al PP: En dos años han aumentado los niveles de pobreza en Salamanca y provincia a cifras preocupantes.
  • La Cumbre Social de Salamanca cifra, actualmente, en 20.000 el número de parados sin ingresos, con lo que implica de que más de 9.000 familias salmantinas no reciben ninguna ayuda mensual.
  • Solo hace falta visitar algunas calles de nuestra ciudad y algunos pueblos, y ver cómo viven muchos salmantinos. O que algunos ministros peperos se den una vuelta, de vez en cuando, por la zona trastormesina en vez de recorrer tanta ruta gastronómica, la Plaza Mayor y las catedrales.

Una opinión de Ángel Lozano en el blog La Meseta de eldiario.es / Los salarios de los salmantinos sufrieron en 2012 la mayor caída de los últimos años. Más de 7.000 empleados perdieron su trabajo el año pasado en Salamanca, dejando la cifra de parados en 37.000. Estos son datos oficiales de la Agencia Tributaria y del INE, terribles cifras, que en el 2013 vamos camino de superarlas.

Las falsas promesas electorales de Rajoy son gran una decepción para las miles de familias salmantinas, incluso para las que votaron al PP. En dos años han aumentado los niveles de pobreza en Salamanca y provincia a cifras preocupantes, y las ONGs, Cáritas y Cruz Roja, no dan a basto para ayudar a tantos necesitados.

Aquí, en Salamanca, no es pura ficción, es realidad: mucha gente pasa hambre y frío, ahora en invierno. Según informes de la propia Junta de C y L, más de la mitad de los hogares de la región sufren dificultades para llegar a fin de mes. Siendo el nivel de pobreza de los castellano-leoneses por encima del 19.5 %.

La Cumbre Social de Salamanca cifra, actualmente, en 20.000 el número de parados sin ingresos, con lo que implica de que más de 9.000 familias salmantinas no reciben ninguna ayuda mensual. Y según estos mismos datos de la AT, 5 de cada 10 salmantinos cobran menos de 1.000 euros al mes, volviéndose a confirmar que Salamanca es una provincia que no llega ni a mileurista.

Salamanca, población ya envejecida por naturaleza, será más vieja aún en el futuro inmediato, pues la proyección demográfica y laboral de la provincia es muy pesimista: a partir de 2017 habrá más muertes que nacimientos. Con ello peligra el sistema de pensiones, que se verán muy mermadas económicamente con la nueva ley del Gobierno de Rajoy.

Además, dentro de 10 años -según INE (Instituto Nacional Estadística)- Salamanca perderá más de 26.000 personas. La atención a los mayores y a los dependientes deja mucho que desear por mediación de la Junta de Castilla y León.

No hay trabajo para nuestros jóvenes. Los escasos trabajos que existen son empleos en precario,  empleos basura, o a media jornada, sin futuro. Corregir estas desigualdades debe ser la gran prioridad que tengan en sus agendas los políticos salmantinos, especialmente los del PP, y se lo comuniquen al Presidente Rajoy, si es que quieren salvar algo de esta ciudad provinciana venida a menos.

Y sin embargo, la capital salmantina y su provincia, legislatura tras legislatura, dan mayorías absolutas a las políticas del PP. ¿Seremos masoquistas? Una cosa es el conservadurismo de los bienes patrimoniales, de las tradiciones, costumbres y cultura, etc., y otra es el conservadurismo en las ideas, en lo político y en lo social.

Hoy día el PP salmantino ofrece bien poco a los ciudadanos, que ya están hartos de soportar los inútiles recortes rajonianos. Vale ya de engaños con fines electorales, y vale ya de “comernos el coco” con falsas promesas de que esto está cambiando a mejor.

La capa industrial salmantina es irrisoria, apenas existe. Y los autónomos están continuamente cerrando sus negocios por la crisis. Hay calles de Salamanca que en este sentido son una enorme desolación empresarial.

La Universidad, una de las grandes fuentes de ingresos, es ninguneada  muchas veces por la Junta de  Castilla y León, y por el Gobierno de Rajoy, sobre todo respecto a la financiación del sistema universitario, a la celebración del VIII centenario de la universidad, o para apoyos a nuestros centros de investigación de prestigio y  ayudas/becas para alumnos.

Estaremos en el buen camino según dice Rajoy, sí, pero esta claro que aún no se crea trabajo ni riqueza en Salamanca. Y esta ilusión de mejora no se ve reflejada en la economía real, en la vida doméstica. Vamos, que nosotros –los salmantinos de a pie- no nos enteramos. Solo unas cuantas personas –banqueros y grandes empresarios y grandes fortunas- se favorecerán de esa riqueza que pespunta ahora en España. El dinero no llegará a todos, ni mucho menos. Pasará como con la famosa rebaja del IRPF de la Comunidad de Madrid: solo favorecerá  a las rentas más altas, o sea, dicho en román paladino, a los más ricos.

Las asociaciones de empresas familiares afirman que apenas existe consumo, y la inversión pública ha desaparecido (que era uno de los motores del crecimiento). Los recortes, las inútiles reformas laborales, no han servido para nada; solo para generar más pobreza y sufrimiento. Los recortes de Rajoy son una frivolidad porque no son medidas, ni a corto y medio plazo, que busquen solucionar los problemas económicos de todos los españoles/salmantinos.

Esta euforia bobalicona no arregla el desbarajuste que han provocado los chicos de Rajoy y Fátima Báñez votando a favor de la reforma de las pensiones, sin consenso. Ser bobamente optimistas con Montoro y cía nos va a llevar a un recorte “in aeternum” del poder adquisitivo de las actuales pensiones. El PP salmantino navega por una provincia que no reconoce; solo hace falta visitar algunas calles de nuestra ciudad y algunos pueblos, y ver cómo viven muchos salmantinos. O que algunos ministros peperos (de la Junta  y del Gobierno) se den una vuelta, de vez en cuando, por la zona trastormesina de los barrios de San José y Buenos Aires, en vez de recorrer tanta ruta gastronómica, la Plaza Mayor y las catedrales.

Enlace articulo original pinchando aquí.

 
 

La zona azul peatonal, nuevo proyecto del Ayuntamiento bejarano

PDFImprimirE-mail

Miércoles, 13 de Noviembre de 2013 13:12

Una premonición de Gabriel Cusac Sánchez / Fuente de ingenio, patrón de la edilicia, flor de la municipalidad, culmen cívico: Ayuntamiento de Béjar. Gritemos todos juntos: ¡Aleluya! Nadie sabe qué tendrá esta tierra, por qué los hados, tradicionalmente, le han regalado las preciosas bendiciones de la geografía arcádica, la ciudadanía heroica y la gobernanza paradigmática. Los logros, año tras año, diríamos casi que siglo tras siglo, se acumulan en avalancha, como guiados por una mano providencial, hasta llegar al actual estatus de bonanza. Véanse por ejemplo algunos triunfos recientes, aunque forjados tras un brioso periplo de lucha institucional: la prodigiosa dinamización del Hospital Virgen del Castañar, referente nacional de los centros sanitarios periféricos; el parking del Murallón, cornucopia inagotable de nuestras arcas públicas; el Museo Textil, Guggenheim serrano; la explotación sostenible de la villa renacentista de El Bosque, ese sacro bosque cuyo fulgor turístico poco menos que no nos deja ver los árboles.
A esta gavilla de éxitos (que aquí referimos incompleta) se sumará en breve la consecución de un proyecto inteligente: la zona azul peatonal. Efectivamente, si hemos comprobado la efectividad de la zona azul como fórmula válida para descongestionar los aparcamientos del centro urbano, ¿por qué no trasladar esta idea al ámbito peatonal?
Cualquier bejarano puede observar cómo, especialmente en la época estival, los bancos del Parque de La Corredera quedan colapsados, siendo muy difícil, durante determinado horario, obtener una plaza libre. ¡Qué fastidio, para el agotado viandante! La Corredera, sin duda, es el punto neurálgico de la ciudad, no sólo por su condición de centro financiero o city, sometido al tráfago diario de cientos de ejecutivos y hombres de negocios; debido a su estratégica localización, el Parque de La Corredera en concreto también alberga una riada de transeúntes donde queda reflejado el espectro social bejarano, desde los niños a los jubilados, desde los estudiantes a los empleados bancarios, sin despreciar a la nutrida y sorprendentemente fiel representación del hampa local.
Incontestablemente, se hace precisa una regulación de los espacios que esta iniciativa solucionará. Así, el 50% de los bancos quedará pintado de azul, y se instalarán dos parquímetros peatonales, respectivamente en las entradas principales (este y oeste) del Parque de La Corredera, para que los usuarios puedan retirar con comodidad su ticket, el cual deberán exhibir (mediante clip, imperdible, pinza o cualquier otro medio accesorio) en un lugar visible de su atuendo. Naturalmente, el insolidario infractor será multado y, en caso de resistencia, retirado del banco por los agentes de la policía municipal.  Al beneficio social proporcionado por esta novedosa modalidad de zona azul debemos añadir un saludable efecto recaudatorio y la inestimable creación de varios puestos de trabajo (dos vigilantes y un administrador, como mínimo). Todo son ventajas.
Bejaranos: ¡Juntos, podemos! (autorizo expresamente la utilización de este original lema al mejor postor).
 
 

Página 4 de 6

Encuesta

Como observa la situación laboral en Béjar...




 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 70 invitados conectado(s)


http://picasion.com/