Un pregón a puerta cerrada puede ser un polvorín

Imprimir

Miércoles, 15 de Agosto de 2012 16:54

 

El pregón de fiestas de este año en la ciudad de Béjar tendrá varias novedades, la principal de ellas será el lugar desde dónde se pronuncie. Así para esta edición, el Equipo de Gobierno ha decidido trasladarlo de la Plaza  Mayor al teatro Cervantes, donde para entrar será necesario disponer de invitación.

Miguel Rodero / Esta situación es del todo anómala, ya que margina a gran parte de la población de poder disfrutar del pregón de fiestas, convirtiendo el acto en una autentica provocación que puede terminar con altercados en el orden público y situaciones poco deseables.

Para quienes no sepan leer entre líneas la decisión municipal de recluir en el Teatro Cervantes el Pregón es simplemente la excusa para no tener que ponerse delante de los ciudadanos, donde algunos colectivos presumiblemente pudieran abuchear al Equipo de Gobierno, lo cual parece ser un autentico calvario para los concejales del Partido Popular.

Esta situación de PP (Pánico Popular) ya se ha repetido recientemente en otros municipios de la comarca como Candelario, donde se modificó sin previo aviso el lugar y la hora del pregón para que no pudiesen asistir la mayoría de peñas de la localidad.

Para todos los interesados en asistir al pregón las invitaciones se podrán retirar en el departamento de Cultura o en Alcaldía a partir del día 20 de agosto. Aunque el Ayuntamiento no especifica que requisitos pedirá para retirar estas invitaciones, ni tampoco el número de ellas que ofrecen al público, por lo cual supongo que un buen número se repartirán mediante el método más usado en esta ciudad, el amiguismo.