Frente al año 2014… la violencia engendra violencia

Imprimir

Miércoles, 01 de Enero de 2014 22:13

Una opinión de Miguel Rodero / La crisis ha agravado las diferencias sociales, ha incrementado la pobreza y genera situaciones de drama y angustia social. Ante el aumento de la pobreza y la falta de recursos el estado, presunto responsable del bienestar de todos los ciudadanos, se escuda en organismos anacrónicos y lamentablemente necesarios como Cruz Roja, Caritas o tantas y tantas ONG´s y asociaciones, promoviendo la sustitución de los derechos sociales por la caridad, en muchos casos sin respetar la dignidad de las personas.

Las difíciles situaciones personales se han convertido en un espectáculo para TVE y su programa “Entre todos”, en negocio para entidades bancarias con sus créditos rápidos que convierten una situación difícil en una situación crítica, en mofa para empresarios que piden mayor flexibilidad laboral mientras no pagan a sus trabajadores y en insostenibilidad para los ciudadanos que padecemos la crudeza de vivir esta dictadura encubierta en la cual la protesta se encuentra de  frente con la represión.

Tras 6 años de incesante y sangrante crisis económica, en España nada funciona mejor, no se han establecido mecanismos para que esto no pueda repetirse, se está utilizando de excusa para lograr propósitos ideológicos, institucionalmente se apuesta por aumentar la brecha entre clases y se erradican los derechos sociales y las libertades individuales. En definitiva estamos pasando de ser ciudadanos a ser esclavos.

Preferimos engañarnos y pensar que somos una sociedad más avanzada  de lo que pueden serlo en otros países como Afganistán o cualquier tierra lejana de la que solo conocemos lo que nos dicen unos medios de comunicación domesticados y fieles al régimen, sin embargo estamos peor que ellos, ya que vivimos engañados por unos trileros que han confeccionado una sociedad al más puro estilo Matrix y donde nuestra capacidad para decidir está absolutamente condicionada a unos intereses que nunca coincidirán con los que realmente son beneficiosos para la mayoría de la sociedad.

Pero algún día las mentiras ya no serán sostenibles y la rebelión será una realidad, y entonces cuando los ciudadanos adornemos los arboles con políticos colgados, cuando el congreso y el senado se conviertan en salas de ejecuciones, se nos tachara de violentos, pero; ¿acaso no es violencia los más de 3.100 suicidios registrados y “ocultados” en España solo en el año 2010 como consecuencia de la crisis?, o ¿no es violencia los 216 desahucios diarios que se ejecutan en España durante el año 2013 mientras 3,4 millones de viviendas permanecen vacías?, ¿o tampoco es violencia la indefensión de los 300.000 afectados por las preferentes?, ¿tienen consideración de violentos quienes permiten que más de dos millones y medio de niños sufran malnutrición en nuestro país? ¿Acaso no es terrorismo permitir la ya conocida pobreza energética que ha producido 1.400.000 cortes de luz por impagos en España?…

En definitiva felices fiestas y fuerza para que en el 2014 continuemos luchando contra el genocidio económico.