Red Purple Black

Opinión

El Bosque de Béjar, un Jardín Histórico que quieren convertir en el nuevo Ecce Homo de Borja

PDFImprimirE-mail

Domingo, 04 de Julio de 2021 00:22

 

Comunicado del Grupo Cultural San Gil y la Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB)

 

El Bosque de Béjar (Salamanca) es uno de los pocos jardines históricos declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en España, donde no se alcanza el centenar de ejemplares protegidos, a diferencia de países vecinos como Portugal, Francia o Italia, en los que se cuentan por centenares o por millares. Hay varios motivos para explicar esta raquítica representación de nuestros jardines en la más alta consideración patrimonial, pero entre ellos cabe destacar el desinterés de los españoles, fruto de una secular incultura, y la consecuente desidia de las administraciones para protegerlos, conservarlos y mantenerlos.

En Castilla y León destacan los jardines de La Granja en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), considerados conjuntamente con el Palacio, pero sólo dos ejemplares constan específicamente como BIC-Jardín Histórico y ambos se encuentran en el sur de la provincia de Salamanca: El Coto de Nuestra Señora del Carmen, término municipal de Peñacaballera, declarado en 2006, y El Bosque de Béjar, declarado en 1946 por conservar íntegras sus características como villa renacentista de recreo de inspiración italiana, fundada en 1567 por Francisco de Zúñiga y Sotomayor, IV duque de Béjar, aunque con antecedentes desde mediados del siglo XV.

El Bosque es propiedad pública desde 1999, y ahí radica buena parte de su infortunio. Por cesióndel Ministerio de Cultura al Ayuntamiento bejarano, a éste le corresponden dos tercios de la propiedad y lo restante a la Junta de Castilla y León, que además ostenta las competencias en materia de Patrimonio a través de la correspondiente Dirección General.

Decir que este Órgano es «competente» en una materia tan específica como los jardines históricos no deja de ser una quimera, pues tal Dirección General de Patrimonio carece de técnicos capacitados para entender e intervenir en este tipo de bienes culturales, y se nota: buena parte de los proyectos de restauración ejecutados en El Bosque desde 2002, supuestamente para dar cumplimiento al Plan Director aprobado en 2001, han resultado inadecuados o fallidos, especialmente los de jardinería: las pérdidas de agua del estanque, mayores que antes de las tres o cuatro intervenciones realizadas desde 2002; el torpe ajardinamiento en torno al mismo estanque de 2007-2008; la desaparición de un cenador de forja al recrear la desaparecida Huerta de los Bojes en 2008-2009; la ocupación de la rampa renacentista a costa de mantener el invernadero decimonónico; o el jardinillo de bar de carretera al norte del palacete. A esta serie de chapuzas se pueden añadir varias promesas y compromisos incumplidos por el mismo Órgano «competente» desde 2006: la nueva delimitación legal del BIC respecto de su Entorno de Protección; la constitución de un Consejo Asesor; o la restauración de la Fuente del Paraguas, destruida en julio de 2016 en circunstancias todavía no aclaradas.

En realidad, el Órgano «competente» se salta las especificaciones del Plan Director cuando le viene en gana, adjudica casi todos los proyectos al mismo arquitecto, admite cambios de criterio en la restauración según soplen los vientos, se niega a constituir el preceptivo Consejo Asesor (que podría compensar sobradamente las carencias de sus técnicos en materia de jardines históricos) y trata con el mayor desprecio a las asociaciones que llevan desde 1992 y 2014 defendiendo este BIC de las mayores amenazas (Grupo Cultural San Gil y Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar, PDBB, respectivamente).

La actitud del Ayuntamiento bejarano es idéntica a la del Órgano «competente», no importa el color político de su equipo de Gobierno: azules y rojos son aliados en destruir este valioso jardín histórico con sus caprichos y su demostrada incompetencia. Entre las calamidades provocadas por el Ayuntamiento bejarano en los últimos treinta años hay que recordar sus bendiciones para todo tipo de pelotazos urbanísticos y hoteleros en el BIC: urbanización de 32 bloques de viviendas, chalets y equipamientos en 1992; campo de golf en 1999-2000; Parador Nacional en 2000-2004 y en 2005-2008; Posada Real, hotel «templario», oficinas, etc. entre 2003 y 2014, junto con una injustificada matanza de varias decenas de ciervos, en enero de 2019, por la negativa municipal a establecer un control poblacional y veterinario de la manada.

El conjunto de agresiones y omisiones imputables a la Administración provocó en 2014 la inclusión de este BIC en la triste Lista Roja del Patrimonio en peligro de España, una iniciativa de Hispania Nostra para visibilizar el estado de nuestros bienes culturales maltratados.

La última hazaña del tándem Ayuntamiento-Junta de Castilla y León es el «Proyecto de acondicionamiento de la Huerta de Abajo de El Bosque», redactado por el arquitecto Valeriano Sierra Morillo (2020), que consiste en gastar el doble de lo que se había presupuestado para la completa restauración de esta terraza, originalmente un jardín-huerto o un huerto de primor, para realizar un mero acondicionamiento que deja sin resolver la verdadera restauración y que, además, introduce alteraciones radicales completamente inventadas: pasos-puente, escaleras, cascadas, canalizaciones y puertas de acero corten, emparrados metálicos, armarios de instalaciones y plantaciones de especies no documentadas. La experta en jardines históricos Consuelo Martínez-Correcher lo ha calificado como «jardín ortopédico» por las prótesis metálicas que se van a incrustar entre sus muros y canalizaciones; las asociaciones empeñadas en evitarlo hablan también de chatarra y vertedero de moderneces, museo del horror al aire libre o, directamente, de nuevo EcceHomo de Borja en forma de jardín: un jardín banal que niega la existencia de aquella huerta de primorrenacentista, razonablemente bien documentada.

A pesar de los informes de expertos en la materia, a pesar de las solicitudes formales dirigidas por las asociaciones para la retirada del proyecto, a pesar de idénticas peticiones presentadas pornumerosos ciudadanos a título particular, de artículos en los medios locales y regionales, las administraciones «competentes» siguen empecinadas en su proverbial incompetencia y se niegan a desistir de su proyecto: como condena de muerte para este BIC único en España, iniciaron su ejecución el pasado 9 de junio, un viaje sin retorno que va de Jardín Histórico a nuevo Ecce Homoborjano y de Ecce Homo a la inmensa nada por mortal banalidad.

 

Las asociaciones que defienden la conservación de El Bosque de Béjar confían en que el dictamen de órganos consultivos reconocidos por la legislación, junto con otras entidades dedicadas a la defensa del Patrimonio, actúen mediante informes y dictámenes para detener esta catástrofe. Así, han dirigido escritos solicitando la intervención y el amparo a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, a ICOMOS-España y a Hispania Nostra, aunque no descartan la vía judicial si fuera necesario. Entre tanto, piden a las administraciones un cambio de rumbo bajo el criterio de los expertos que permita la adecuada recuperación de este Jardín Histórico bejarano.

 

CCOO alerta que el número de incendios fuera de campaña oficial cada vez es mayor y también su peligrosidad

PDFImprimirE-mail

Jueves, 10 de Junio de 2021 01:58

Por desgracia para el patrimonio natural de Castilla y León ha comenzado ya la campaña de incendios forestales 2021 en la Comunidad. El primer gran brote sigue activo, con un fuego muy peligroso, en la sierra de Francia en Salamanca. CCOO, por medio de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, denuncia que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta ni está, ni mucho menos se la espera. El incendio que se inició en el día de ayer se produce sin que la propia Administración autonómica haya, ni tan siquiera, sacado la Orden de declaración de las épocas de peligro alto de incendio. Esta situación, lamentablemente, viene a dar la razón a nuestro sindicato que lleva años denunciando un operativo de extinción de incendios forestales anacrónico y que actua muchas veces en los límites de la legalidad; amparado muchas veces sobre la base de la buena voluntad de los trabajadores y las trabajadoras que lo componen.

Sin el operativo de extinción preparado y sin los medios básicos necesarios, ayer volvieron las carreras y los apretones, las llamadas de emergencia, la asignación de guardias de urgencia, etc. A ver que tenemos disponible... Pasó en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca especialmente, pero podría haber ocurrido exactamente igual en el de Ávila (como ya denunció hace unos pocos días CCOO en una nota de prensa), o en el de Zamora, las provincias más al sur de la Comunidad y que en estos momentos son las que tienen un riesgo más elevado.

CCOO lleva tiempo denunciando los problemas de todos los colectivos que forman parte de este operativo autonómico y que básicamente son los siguientes:

Técnicos con empleos precarios que cargan con responsabilidades ilegales, sin amparo alguno si hay problemas y que son utilizados como marionetas en una gestión inaceptable que infravalora su trabajo, tanto económica como profesionalmente. Plantillas escasas por la falta de plazas por cubrir entre los agentes medioambientales y los celadores de Medio Ambiente. El cambio climático, real como la vida misma y palpable en las labores de extinción y prevención de incendios forestales, es ignorado sistemáticamente por los responsables de esta tarea de la Junta, que siguen con políticas forestales del siglo pasado. Una campaña de extinción y un operativo “preparado” para los meses de julio, agosto y septiembre, resultan escasos e insuficientes para un problema tan complejo y que en la Junta nadie quiere afrontar desde hace dieciocho años. El número de incendios fuera de campaña oficial cada vez es mayor y también su peligrosidad, sin que la Junta quiera afrontar el problema. El ejemplo de ayer en Salamanca es apabullante, pero hay muchos más. Hay que recordar que el “operativo” funciona de manera, como mínimo, alegal, ¡¡durante nueve meses al año¡¡

La España vaciada y el abandono del medio rural son solo palabras para nuestros políticos, cuando hay que tomar medidas de verdad y mejorar la vida de las personas trabajadoras públicas que viven en nuestros pueblos. Para todas ellas todo son problemas, y sino que se lo digan a los trabajadores y las trabajadoras fijas-discontinuas, conductores de los camiones de bomberos o a los peones que les acompañan.

Por ello desde CCOO denuncian esta situación, la precariedad lamentable de una parte importante del operativo público de extinción de incendios forestales, la más vulnerable y la más vinculada a nuestro medio rural. Esta precariedad es incompatible con una adecuada formación y con la profesionalidad exigible a los que se juegan la vida en situaciones muy peligrosas para salvar lo que es de todos.

Denunciamos la indignidad de la Junta cuando escatima y regatea recursos humanos, y los medios materiales que le exigen los empleados públicos para poder desarrollar su labor. Reclamamos una actualización de la regulación legal del operativo que se adapte a las condiciones reales de riesgo, a los nuevos veranos más largos y a las situaciones de riesgo y peligrosidad que se producen durante el resto del año, cada vez con más frecuencia”, subrayan.

“Además, también exigimos un operativo público de extinción de incendios forestales que no se base en gastar el dinero en contratar carísimos medios aéreos que quedan muy bien en los periódicos, mientras al personal más vulnerable y más precario, el que vive en los pueblos y en el medio rural de la Comunidad, se le trata con el más absoluto desprecio, negándoles sistemáticamente la estabilidad en el empleo, y la profesionalización exigible para estos casos”, demandan desde nuestra organización sindical.

 
 

Un año de Mascarillas Béjar

PDFImprimirE-mail

Sábado, 01 de Mayo de 2021 15:04

Miguel Rodero

Hace más de un año, el 14 de abril del 2020, se decretaba el Estado de Alarma en España y con él se desmoronaba el mundo tal y como lo conocíamos. Empezamos a familiarizaros con conceptos como el “confinamiento” y a utilizar cotidianamente términos como “PCR” o “distancia social”, el miedo se convirtió en un compañero diario y parecía que ya nada sería como lo conocíamos.

Pero también es cierto que se abrieron oportunidades de mostrar nuestro lado más solidario, de valorar los pormenores que pasaban inadvertidos en nuestro día a día, y como olvidar el tren que hacía parada en el Mundo Rural, y que algunos han sabido aprovechar.

Un grupo de inversores con sede en Madrid pero raíces en Ávila o León pusieron el ojo en la ciudad de Béjar para reconvertir una fábrica en el nicho más importante de producción de mascarillas de todo el sur de Europa. Un empujón que no solo llegaba a Béjar en un momento de decrecimiento de la economía local sostenido en el tiempo y apuntalado por la Pandemia, sino una actividad empresarial que serviría de pulmón para dotar de material de seguridad básico a gran parte del país, como ha venido haciendo a lo largo de este último año.

La incesante actividad textil de la marca Mascarillas Béjar, tras un año de trabajo y a pesar de sus detractores, ha proseguido con su producción en la ciudad textil, e incluso próximamente inaugurarán una fábrica de alta capacidad productiva que generará 60 puestos de trabajo de forma directa en la ciudad.

Ni por asomo firmo que esta empresa sea la piedra angular de la recuperación económica de la ciudad, al igual que afirmé hace años que tampoco lo sería La Covatilla y el tiempo lo ha dicho de manera incontestable, pero como se dice en el argot sindicalista “grano no hace granero, pero ayuda al compañero”.

Por ello, desde estas líneas damos la enhorabuena a Mascarillas Béjar por un año de producción en la ciudad de Béjar, por aumentar su apuesta por el Mundo Rural, y les deseamos que la próxima apertura de su fábrica sea un proyecto del cual la ciudadanía pueda sentirse igual de orgullosa que hasta el momento de ahora, cuando en toda España se habla con profesionalidad y carisma de Béjar y su producción de Mascarillas con sello propio.

 
 

Béjar aprobará los presupuestos por el camino largo mientras las urnas toman nota de la falta de diálogo

PDFImprimirE-mail

Domingo, 28 de Febrero de 2021 03:41

Un análisis de Miguel Rodero

El pasado pleno de Béjar, en el cual los presupuestos municipales no salieron adelante ante los 8 votos negativos del PP y las 2 abstenciones de Tú Aportas, han “obligado” al PSOE a poner toda la carne en el asador.

Así en un meditado arrebato han anunciado para el 4 de marzo una “cuestión de confianza” en la cual se volverá a llevar al pleno los presupuestos y de no ser aprobados se abrirá el plazo de un mes para una Moción de Censura, la cual de no salir adelante –y esto es muy importante dado que es la opción más plausible- los presupuestos presentados por el equipo de Gobierno (PSOE y Ciudadanos) quedarían aprobados automáticamente y la Alcaldesa seguiría al frente del consistorio bejarano.

La regidora bejarana tenía otras dos opciones al no verse aprobados los presupuestos que presentaba, como era prorrogar las cuentas del 2020 o retomar las negociaciones y volver a presentar los presupuestos una vez modificados. Sin embargo el PSOE ha querido hacer más grande la pelota y ponerla en el tejado directamente de Tú Aportas conscientes de que los de Garrido no harán alcalde a Alejo Riñones (PP) y que, a pesar de la demora, sus presupuestos finalmente saldrán adelante.

Pero sin embargo han denostado la clave de la difícil gobernabilidad de esta legislatura, que no es más que la falta de diálogo, algo fundamental en política e imprescindible si se gobierna en minoría plenaria. Y es que el PSOE parece que ha activado el modo “Supervivencia política: objetivo acabar la legislatura” y ha olvidado que tiene justo al lado otro botón que pone “Dialogo para poder ejecutar un Plan de ciudad”.

Y evidentemente en este saco de responsabilidades también se puede meter a Tú Aportas, pero con matices, ya que independientemente de colores siempre tendrá la responsabilidad de la gobernabilidad quien gobierna, que no es otro que el PSOE con el apoyo de Ciudadanos, ya que no podemos olvidar que Tú Aportas, a pesar de las insistentes invitaciones del PSOE, no pertenece al equipo de Gobierno.

Y mientras tanto tenemos al Partido Popular, sentado cómodamente y pidiendo otra ronda mientras pasan los meses, porque como todo buen pescador saben que para obtener el pez gordo es cuestión de hacer poco ruido y tener paciencia. Y es que en el mundo de las estrategias políticas el PSOE está jugando bien para ganar esta batalla y sacar adelante sus presupuestos, pero está claro que si el conflicto sigue abierto, y el revuelo social no cede, la guerra la perderán en las urnas.

Y frente a la política está la menos conocida “infrapolítica”, los movimientos que hacen palanca para que la Alcaldesa, Elena Martín Vásquez, dimita y con ello Tú Aportas entre a participar en el equipo de Gobierno (ya que mientras Martín Vázquez sea Alcaldesa es impensable su participación) y de esta manera garantizar gobernabilidad para lo que resta de legislatura. Algo que no parece que vaya a suceder, anteponiéndose así los personalismos a los proyectos, y constatando que como decía más arriba todos son responsables de la situación política de Béjar, pero las responsabilidades de ello deben ser atribuidas en su justa medida para que no acabemos pensando que el responsable del eterno sueño de Blancanieves fue la manzana y nos olvidemos de la madrastra.

Moraleja: Si el PSOE quiere gobernar y convencer tendrá que comenzar a dialogar, sino al Partido Popular le bastará con esperar.

 
 

La importancia de preservar la “inocencia” en los movimientos ciudadanos

PDFImprimirE-mail

Martes, 16 de Febrero de 2021 01:30

 

Una opinión de Miguel Rodero

La importancia de los movimientos ciudadanos para preservar los derechos y exigir mejoras es un debate que no está en cuestión, y la historia reciente bejarana es rica en movilizaciones de este tipo como en su día sucediera con los estafados por las preferentes, los trabajadores de Unisolar o seguramente el mejor exponente del momento: la Plataforma por la Sanidad Pública en Béjar.

El difícil equilibrio entre mantener la independencia de estas plataformas para caminar hacia sus objetivos, y la politización de los mismos, es el principio de la clave de un tira y afloja que marca el fin de la mayoría de estos movimientos.

Los partidos políticos suelen ver en ellos una oportunidad de ponderar sus banderas, obtener un rédito político y blanquear sus “guantazos” al rival, y en demasiadas ocasiones las plataformas acaban fagocitadas por siglas o personas directamente vinculadas a siglas.

Sin embargo en Béjar tenemos un doble motivo de orgullo. Por un lado una Plataforma por la Sanidad Pública que está logrando poner en el ojo mediático el desmantelamiento del hospital de Béjar y los recursos de toda la comarca, y por otros unos representantes de dicha plataforma que han cerrado filas y han sabido dejar comer con la mano derecha a los partidos que han querido colaborar dejando libre la izquierda para marcar la necesaria distancia de seguridad cuando los partidos se apartan de los objetivos de la Plataforma para defender primeramente sus siglas o luchas políticas.

Sin duda este mérito tiene varios nombres y apellidos a los que les debemos esta capacidad de saber mantenerse en el necesario equilibrio: para ellas mi reconocimiento.

Y por supuesto ahora entra en juego el papel fundamental de quienes apoyan la Plataforma y sus objetivos por encima de siglas, cientos de ciudadanos movilizados que deben saber reconocer este buen hacer y continuar, ahora más que nunca, apoyando que las premisas no se pierdan entre tanto reproche político y continúen remando para que la sanidad pública en Béjar no sea un recuerdo del pasado.

 

 
 

Página 1 de 15

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 58 invitados conectado(s)