El Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia trabajó con 94 voluntarios ambientales en 2018

Imprimir

Miércoles, 20 de Febrero de 2019 02:08

El Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia y en los Arribes del Duero, en la provincia de Salamanca, programaron seis voluntariados en los que participaron 101 personas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Fundación Patrimonio Natural, es la encargada, desde hace 5 años, del programa de Voluntariado Ambiental en la Comunidad. A lo largo de este periodo han participado en esta iniciativa 7.824 voluntarios.

Durante el año 2018, este programa ha mantenido una evolución positiva y se ha consolidado dentro de las acciones de educación ambiental que la Fundación Patrimonio Natural desarrolla a lo largo del año en Castilla y León. Se ha producido en los últimos doce meses un notable incremento en el número de participantes totales respecto al año anterior (1.513) y ha subido la media de participación (22) por acción.

En cuanto a los resultados de 2018, han sido un total de 2.186 personas las que han desarrollado actividades dentro del programa, en las que han participado 27 Casas del Parque y centros temáticos de Castilla y León. Las 98 actividades se han realizado en 24 espacios naturales y cuatro en entornos de especial singularidad vinculados a centros ambientales.

La vinculación con las universidades, grupos juveniles, ayuntamientos o empresas privadas con el voluntariado se manifiesta en que buena parte de las actividades se han desarrollado con 43 entidades de diferente índole.

Durante el año 2018, cuatro han sido las tipologías de participantes en el programa, que abarcan todos los ámbitos relacionados con el voluntariado. Por un lado, las acciones dirigidas al público en general; una dirigida a las familias y en la que las actividades estaban especialmente diseñadas para ser realizadas con menores acompañados de adultos, siendo un canal muy interesante para inculcar los valores naturales en las estructuras familiares; el voluntariado senior ha estado compuesto por personas mayores residentes en los espacios naturales que han brindado su tiempo en favor de la trasmisión a la sociedad de sus conocimientos tradicionales sobre el territorio, los usos y la gestión del mismo o sobre la etnografía natural y cultural; el voluntariado asociativo ha logrado involucrar a diferentes instituciones, colectivos y empresas en favor de la naturaleza, en el marco de sus políticas de responsabilidad corporativa, tanto con asociados como con empleados o clientes.

Tipos de actuaciones

Todas las actividades cuentan con una parte inicial de formación sobre el voluntariado, el conocimiento del espacio natural donde se lleva cabo y, por último, el aprendizaje de los trabajos para realizar las tareas encomendadas con éxito.

En cuanto a la tipología de las 98 actuaciones desarrolladas, se engloban en ocho acciones temáticas: limpieza de residuos en entornos naturales; adecuación de equipamientos de uso público; rehabilitación y puesta en valor de elementos etnográficos y arqueológicos; mejora del hábitat animal; mantenimiento y señalización de senderos; anillamiento y seguimientos científicos; plantaciones y protección de árboles y arbustos; y educación ambiental.

Las actividades se han realizado en periodos de entre cuatro y ocho horas en una misma jornada, aunque en función del tipo de actividad, algunas han tenido lugar durante varias jornadas como, por ejemplo, mantenimiento de sendas o un voluntariado de laboratorio arqueológico.

El mayor incremento en 2018 se ha registrado en la cifra de participantes totales: se ha pasado de 1.513 voluntarios el año pasado a 2.186 voluntarios en 2018, lo que representa un incremento anual del 44,4 %. A ello ha contribuido la mayor oferta de acciones, que han pasado en 2017 de 85 a 98 (un 15 % más).

De este modo y gracias a la variedad de actuaciones, los voluntarios han podido enfocar su tiempo y su labor altruista hacia los temas que les resultaron de mayor interés.

Datos por provincia

Tanto en la Sierra de Gredos como en la Reserva del Valle de Iruelas -ambos espacios abulenses-, se han desarrollado un total de seis actividades, que han congregado a 132 voluntarios.

En Burgos, los centros de las Lagunas de Neila, Montes Obarenes, Ojo Guareña y la Casa de la Madera han organizado 16 actividades en las que han participado en total 281 personas.

En la provincia de León, han sido 290 los voluntarios que han colaborado en las catorce propuestas realizadas.

Un total de 277 voluntarios participaron en las 7 acciones propuestas en la provincia palentina, destacando un voluntariado corporativo en colaboración con los trabajadores del Grupo Siro.

El Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia y en los Arribes del Duero, en la provincia de Salamanca, programaron seis voluntariados en los que participaron 101 personas. 94 de ellos en Batuecas-Sierra de Francia y 7 en Arribes del Duero.

En Segovia, tanto en Las Hoces del Río Riaza y del Río Duratón, las Casas del Parque organizaron tres actividades con 170 voluntarios.

Entre las cuatro Casas del Parque y el Aula del Bosque del Amogable de Soria programaron diecisiete actividades para 415 personas.

En Valladolid, tanto el PRAE como la Reserva de Castronuño acogieron a 145 voluntarios en las diez actividades programadas.

La provincia zamorana realizó diecinueve actividades en las que participaron 251 personas.