Red Purple Black

El colegio de Armenteros reabre como centro privado de educación primaria

PDFImprimirE-mail

Isidoro Sánchez Casquero / El sábado pasado el colegio de la Inmaculada de Armenteros organizó una jornada de puertas abiertas de la mano de sus responsables, con Blas Rodríguez al frente de un nuevo e ilusionante proyecto que se ha ido forjando a lo largo de este curso con una nueva filosofía y trasparencia sin olvidar los principios que lo crearon por D. Juan Trujillano.
Como una milenaria encina de raíces profundas los últimos acontecimientos con la muerte de su fundador dejaron al descubierto una realidad en la que unos cuantos fruto de una sociedad corrupta dejaron al descubierto el egoísmo humano, que a pesar de todo no s e puede ocultar, ni la riqueza banal que no conduce pro buen camino, porque es un proyecto que ha funcionado durante muchos años y donde se ha forjado como hierro candente en la fragua la personalidad de más de 30.000 alumnos. Las instalaciones hablan de ello, su archivo y la sala de trofeos que se queda pequeña para mostrar tantos éxitos detrás de los cuales han estado personas, como Antolín de Puerto de Béjar, que ha sufrido en sus carnes la mayor desilusión de su vida, pero de la que va a salir reforzado tras esta dura experiencia.

Un grupo de personas entre las cuales se encontraban los alcaldes de Fuenterroble, Salvatierra de Tormes, Galisancho, Santa Teresa y Santa Inés, así como ex alumnos del centro, algunos, matrimonios que se conocieron en este centro educativo que ha cumplido medio siglo y voluntarios fueron recibidos por el coordinador del centro, Blas Rodríguez Boyero, párroco de Fuenterroble, junto con D. Amable, D. Ismael, ambos jubilados que siguen apoyando incansablemente este proyecto desde su inicio. El primero se encargó de la búsqueda de alumnos para llenar las aulas. Primero fueron alumnos de la comarca que desaparecieron con la emigración de los años 60, después fueron los becados del Ministerio de Trabajo de los años de franquismo, después llegaron los alumnos del norte de Extremadura, que con la apertura de los Institutos en Hervás, Zarza de Granadilla, Caminomorisco y Coria y que comenzaron a funcionar muy bien, restaron alumnos para llegar los alumnos de Guinea Ecuatorial y los hijos de familias que no podían atender a sus hijos por el trabajo o familias desestructuradas.

A pesar de lo que han querido transmitir algunos medios de comunicación este año el colegio ha seguido abierto y funcionando como residencia de 75 alumnos que tras el abandono de la Administración Regional por problemas ajenos a los profesores que han creído en este proyecto de educación integral que no desaparecerá porque está basado por profesionales que creen en este proyecto, y que de manera voluntaria lo han mantenido en pie no sin dificultades. Ahí siguen trabajando las 24 horas del día verdaderos educadores como Alejandro, Angelines, Carmina, Agustina y Pilar quien en uso de la palabra no pudio dejar de emocionarse y trasmitir su sentir entre aplausos de apoyo que le dieron fuerza para manifestar que la hornada de maestros de hace 30 años han desarrollado su labor diferente a un centro de formación público. Han trabajado con muchas dificultades, especialmente el último año en que el colegio de la Inmaculada de Armenteros se ha convertido en su casa, donde han hecho de todo, cuidadores, cocineros, limpiadores porque no podían evitar que todo un proyecto se viniera abajo. Precisamente agradecen a Blas, otro quijote, les apoyara y se uniera a este proyecto. El próximo curso comenzarán impartiendo de nuevo clases de educación primaria para ir creciendo posteriormente, sin prisa, poco a poco. Armenteros son 3 colegios independientes en un oasis, donde se respira naturaleza y el agua y la tierra ha salpicado de arbolado, especialmente atractivo durante el estío. Educaran con letars de oro, ya que actualmente los alumnos, algunos con especiales dificultades por los problemas de la vida acuden a centros educativos de Guijuelo y de Alba de Tormes donde a veces se les reprende, s eles abren expediente, sin tener en cuenta a las personas. Armenteros sí educa en valores y de manera integral durante las 24 horas al día. Esos 30.000 alumnos que han pasado por aquí así lo muestran. Algunos, personas influyentes en este país y fuera de él. En Armenteros conviven tanto alumnado con dificultades económicas, así como los que pueden pagar perfectamente esos 10.000 euros que cuesta cada alumno.

Blas apuntó que se han mantenido gracias al Banco de Alimentos, a colaboraciones particulares como Gran Avícola Rodríguez de Alba de Tormes, Dulces Dulca de Peñaranda de Bracamonte y Fermín, Industria Chacinera de la Alberca y otros donativos más pequeños que han seguido colaborando y las personas que de manera voluntaria han seguido colaborando.
Blas Rodríguez apunta que cada persona, asociaciones, entidades privadas, etc., pueden colaborar becando a un alumno desde una semana, un mes o un año según sus posibilidades de cuyas donaciones se dará justificación exhaustiva.
Las puertas nunca cerraron y a pesar de tantas dificultades sufridas en estos 12 meses en septiembre se abrirá una nueva etapa que se presume ilusionante, porque hay muchas personas que creen en la educación, en la formación personal de nuevas generaciones y en la forja del futuro de otros 30.000 jóvenes, otros 50 años para alcanzar con nuevas caras un proyecto sólido y arraigado que como recia encina, con raíces profundas nunca derribaran los intereses particulares en un mundo bastante insolidario, donde aún sigue existiendo gente convencida de que la solidaridad es posible con buenos principios.

Del día surgieron voluntarios que públicamente se ofrecieron para colaborar en lo que sea necesario, orientadoras, administrativas, educadoras, o familias enteras salmantinas como los Ortiz de Urbina representados en esta ocasión por la más pequeña de la saga, Cristina, que ya ha trabajado con varias ONGs.

Otra puerta abierta queda abierta para los recién licenciados que pueden adquirir su primera experiencia y demostrar que son capaces de devolver a la sociedad, a los más necesitados, parte de lo que ésta les ha dado en tiempos difíciles.
Una nueva etapa se inicia en 2014 porque el Colegio de la Inmaculada: nunca cerró a pesar de todo.

Encuesta

Valore las Fiestas de Béjar





 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 27 invitados conectado(s)