Éxito de público en la III Contrarreloj 4×4 de Candelario

Imprimir

Lunes, 12 de Mayo de 2014 02:13

Elena Gómez | word – Norte de Castilla / Alrededor de 1.500 personas se acercaron ayer hasta el circuito de 4×4, conocido como Las Eras -donado por el Ayuntamiento de Candelario-, de Candelario para disfrutar de la III Contrarreloj de 4×4 organizada en la villa corita por el grupo Recorrecaminos Team, superando con creces la asistencia de público de las dos ediciones anteriores, en parte gracias al buen tiempo.

Tres fosos, empinadas y resbaladizas subidas, troncos, rocas, slalom, saltos y balancines esperaban en el circuito a los más de 20 participantes -algo menos que el año pasado- que se inscribieron para participar en la prueba, dividida en tres categorías: la de cilindrada pequeña o A1, para vehículos con menos de 1850 centímetros cúbicos; la intermedia o B2, entre 1850 y 2850 centímetros cúbicos; y la de vehículos de gran cilindrada o C3, aunque todos los coches hacían la misma ruta y los de las dos últimas cilindradas compartían clasificación.
El candelariense Pablo Santos, vencedor el año pasado, revalidó su título al volante de su Land Rover Defender, quedando campeón en la categoría B2 y en la absoluta, con un tiempo de 1 minuto, 45 segundos 7 décimas. Por su parte, Alberto Izquierdo, al volante de un Suzuki Samurai, quedó primero en la categoría B2.
Durante la prueba, el público pudo disfrutar del ruido del motor y de ver el experto manejo de todos los pilotos -algunos de ellos realmente jóvenes- al volante de todo tipo de 4×4. Sin duda, la cuesta tras el primer foso fue uno de los mayores quebraderos de cabeza de los pilotos, ya que algunos coches no pudieron subirla por diferentes motivos y tuvieron que tomar un camino alternativo. Otro de los puntos más conflictivos del circuito era la zona de troncos y de piedras, especialmente la primera, teniendo que recurrir al tractor que, haciendo las veces de grúa, sacaba a los coches atascados. Aunque no hubo incidentes graves, algunos coches sufrieron averías, habituales en este tipo de pruebas.