Red Purple Black

Los continuos reproches afean la Mesa de Seguimiento de La Covatilla

PDFImprimirE-mail

 

Miguel Rodero | La llamada Mesa de Seguimiento de La Covatilla, celebrada en la tarde-noche de ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento bejarano, pasará a la historia política de la ciudad por aspectos positivos -logrando generar un gran interés vecinal que abarrotó el salón de plenos- y negativos, ya que el nivel de reproches por minuto desbancaba incluso una cena de cuñados.

Múltiples interrupciones desde un público que se frustraba por el tono general del debate, con más reproches que soluciones, y un formato demasiado encorsetado que traspaso en demasiadas ocasiones lo político para adentrarse en lo personal, llegando al culmen cuando Francisca Andrés acuso al Director de La Covatilla de llamarla en un contexto laboral “Hija de puta”. Circunstancia que negó tajantemente el aludido: José Antonio White.

La cita contó con un amago de abandono de la misma, protagonizado por la concejala de Ciudadanos, quien se mostró contraria a la forma poco práctica y lejos de lo deseable, y el abandono del representante de “Emprende Béjar”, asociación de tal vez nunca debería haber tenido su hueco en la mesa.

En cuanto al contenido de las intervenciones:

Elena Martín Vázquez (Alcaldesa de Béjar) expuso de forma pormenorizada el “estado de abandono” y la “falta de personal” que las instalaciones de nieve contaban a su llegada a la alcaldía. Defendió que la contratación, tanto del Director, como de todo el personal de la estación ha sido ejemplar. Sobre los días de apertura de la Estación ironizó alegando que “la única culpa que tengo es no haber rezado lo suficiente” y recordó que el Director de la Estación “goza de toda nuestra confianza” siendo el quién toma las decisiones sobre las acciones en la estación.

Francisca Andrés (Cs) se mostró contraria al formato de la Mesa, pidiendo más profesionales del sector para analizar la situación, llegando a ironizar alegando que “los políticos de nieve sabemos que es blanca”. Francisca también manifestó que a la toma de posesión de su cargo “la estación era una chatarrería” pero recordó a la Alcaldesa de Béjar que “han pasado ocho meses y no ha mejorado la situación”.

Javier Garrido (TAB) también se mostró en sus intervenciones contrario al formato de la Mesa, aunque quiso dar las gracias (entiéndase la ironía) por estar invitado en esta ocasión, ya que “recordará señora Alcaldesa que nuestro grupo no fue invitado a la Mesa anterior”. Garrido calificó como “caótica” la situación de los años de municipalismo de la Estación, y ratificó las criticas que TAB ha realizado en diferentes ocasiones en las cuales cuestiona que se esté haciendo todo lo posible, dirigiéndose a la Alcaldesa para afearle que “debe trabar un poquito más señora Alcaldesa”.

Alejo Riñones (PP) manifestó su intención de no entrar en él “y tú más” con el resto de grupos. Saco pecho por los 4,5 millones que el consistorio tiene para realizar mejoras en la estación de esquí, y acusó al actual Equipo de Gobierno de “falta de interés” en la gestión de la misma. Riñones también pidió explicaciones por la ausencia en comisiones y diferentes labores del concejal encargado de La Covatilla, Muñoz Hacha, quién se mantuvo en un segundo plano toda la reunión.

Rodríguez Celador (PSOE) intervino en un tono muy cordial, el cual se agradecía, para defender el cuestionado formato de la Mesa, alegando que “la gran presencia de público presente en el salón es la mejor muestra del acierto” y alegando la “necesaria transparencia hacia los ciudadanos”.

La tarde-noche contó con otras intervenciones destacadas como la protagonizada por Buenaventura Velasco (Presidente de la Cámara de Comercio de Béjar) quien consideraba que estos problemas ya se percibían en campaña electoral “cuanto todos vinisteis a presentar vuestros programas y os ofrecimos un proyecto” que consideraba hubiera sido parte de la solución. También la realizada por José Luis Sánchez Yuste (Presidente de la Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León), quien quiso destacar que la temporada ha sido mala para todas las estaciones, pero que eso no ha impedido que las demás hayan podido disfrutar de buenos días de esquí. Situación que se podía haber evitado “si la planificación hubiera sido la correcta. Claro que no ha sido un buen año de nieve, pero hemos tenido otros muy malos anteriormente y se han podido salvar las temporadas”.

El último punto de la Mesa de Trabajo fue el único que presentó algo más de sosiego, y donde el ingeniero Norberto Redondo presentó un proyecto –muy similar al puesto hace algunos meses sobre la mesa por el Partido Popular- para darle a La Covatilla una diversificación que permita su apertura durante todo el año.

El proyecto  presentado, de forma integral, supondría una inversión de 12 millones de euros, sin embargo, se puede implementas por fases, viéndose los resultados con los primeros 6 millones de euros.

El nuevo proyecto versará sobre la creación de unas zonas de actividades compatibles con la nieve. La creación de pistas para esquiar sin nieve, lo que ya se conoce como esquí en seco. También el bike park, complementado con ruta corta en cotas bajas para bicicletas, y señalar como muy importancia las zonas de debutantes para poder cumplir con los acuerdos de los Bautismos Blancos con escolares y la instalación de varios telesquí nuevos.

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 49 invitados conectado(s)

Quédate en Casa