Red Purple Black

Béjar sede olímpica de las olimpiadas de invierno 2020

PDFImprimirE-mail

 

Miguel Rodero / Los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno 2020, oficialmente denominados III Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno, serán un evento multideportivo y festival cultural internacional que en un principio se tenía previsto realizar durante el mes de enero de 2020 en Lausana.

Sin embargo una decisión de última hora ha provocado que el Comité Olímpico Internacional haya determinado cambiar la sede de estos Juegos, siendo el nuevo enclave la Estación de Esquí La Covatilla, en la localidad de Béjar.

El motivo del cambio no es otro que las discrepancias del país anfitrión, Suiza, con la decisión de apartar a los deportistas rusos de la competición internacional, una tensión que ha desencadenado en la retirada por parte del COI de la competición en su país.

El beneficiado en esta decisión es sin lugar a dudas Béjar, que ha visto prosperar su candidatura olímpica para la cual ya están tomando medidas de calado que permitan disfrutar de este evento sin percances.

En primer lugar todos los deportistas participantes verán complementado su seguro médico con uno directamente de decesos ante las altas posibilidades de partirse la crisma durante las pruebas. Una medida criticada internacionalmente pero que será a todas luces aplaudida cuando lleguen y vean las instalaciones.

Ante la ausencia de precipitaciones en forma de nieve el consistorio ya ha emitido un bando pidiendo a todos los bejaranos que cada mañana rasquen las paredes de su congelador y donen sus excesos de escarcha. Para los ciudadanos que gocen de congeladores “no frost” han habilitado la grada cero donde pueden donar un euro para colaborar con la compra de poliespan para tapar las calvas de la pista central.

Igualmente se avisa que ya se pueden retirar las localidades para presenciar los eventos que durarán desde el 9 al 15 de enero, aunque se recuerda que el 50% de las entradas están reservadas para Montero y sus amigos como compensación por permitir el esquí en 50 centímetros cuadrados de sus tierras.

Ante el desbordamientos de afluencia que se espera en un evento de tal calado, en la mañana de ayer se ha reunido un gabinete de expertos, que tras determinar que la idea de disputar los juegos olímpicos en Béjar es una estupidez han sido despedidos y sustituidos por unos nuevos expertos que si les gusta la idea, y que ya están elaborando un mapa para situar las diferentes pruebas.

El descenso de esquí, la prueba estrella, se ejecutará en la pista central de La Covatilla. Si no se reunirán las condiciones de nieve adecuadas, lo cual es más que probable, se disputará igualmente pero patrocinado por Funerarias La Temerosa.

Para el descenso skeleton (tirarse con un trineo caro) se untará de tocino fresco el suelo de la cuesta de las Olivillas.

Para el Curling (como los bolos pero tirando piedras de hielo con un asa arriba) se utilizará el parque de la corredera, que el suelo ya está blanco y resbala con las cagadas de los estornino.

Y el mítico descenso en piragua se ejecutará en la fuente piramidal de La Corredera. Aunque esta prueba en concreto tendrá que ser aprobada en Junta de Gobierno por el alto coste eléctrico de encender las instalaciones.

Todo ello estará encajado en unos días apoteósicos donde la localidad vecina de Candelario acogerá la visita de la activista Greta Thunberg.

No cabe duda que La Covatilla dará mucho que hablar en los próximos años.


Feliz 28 de diciembre :)

 

 

Tenemos 185 invitados conectado(s)